Qué es un archipiélago y cómo se forma

Descubre qué es un archipiélago, cómo se forma, que tipos de archipiélagos existen y cuál su importancia para las especies animales y vegetales.

Qué es un archipiélago
Qué es un archipiélago

En España las islas Canarias así como las Baleares, son archipiélagos ya que estos se forman cuando existe la unión de varias islas, pero si deseas más detalles de lo que es un archipiélago, sigue leyendo porque además os explicamos cómo se forman.

Qué es un archipiélago

Un archipiélago es una formación de tierra geológica específica que se compone de varias islas. A veces se le conoce como una cadena de islas o un grupo de islas. Las diversas islas consideradas parte del mismo archipiélago están relativamente juntas. Estas formaciones se encuentran más comúnmente en ambientes de agua salada, como los océanos y los mares.

El área de cada una de las islas dentro de un archipiélago varía; Algunas islas tienen dimensiones insignificantes, mientras que otras pueden cubrir un área grande.

Cómo se forma un archipiélago

La formación típica de cadenas de un archipiélago podría ser el resultado de diversas actividades geológicas, incluida la actividad volcánica, la erosión y las inundaciones.

Se cree que la mayoría de los archipiélagos ubicados en los océanos son el resultado de la actividad volcánica. Estas formas de tierra comienzan a tomar forma a medida que los volcanes submarinos entran en erupción y liberan lava hirviendo en el océano. A medida que la lava se enfría, se convierte en roca sólida. Esta roca continúa creciendo con el tiempo con las erupciones posteriores hasta que finalmente sobresale por la superficie del océano. Este crecimiento volcánico es el comienzo de una isla. La lava continúa acumulándose y se extiende sobre la superficie del océano hasta que la isla alcanza dimensiones significativas y en muchos casos comienza a soportar organismos vivos.

La segunda causa probable de la formación de una cadena de islas es que la erosión se consume en una vasta masa continental, creando pequeñas islas durante un largo período de tiempo. A medida que la marea se mueve hacia adentro y hacia afuera, elimina los sedimentos. Aunque no es muy común, esta acción repetitiva puede causar la ruptura de pequeñas áreas de la masa de tierra más grande, tomando forma de isla. Del mismo modo, los depósitos de sedimentos erosionados también pueden acumularse en un lugar en particular, convirtiéndose en una isla después de un cierto período de tiempo. Además, la actividad tectónica de las placas puede causar la ruptura de la tierra y la formación de islas.

Las inundaciones también pueden causar la formación de archipiélagos. Los investigadores encontraron, por ejemplo, que algunas islas aparecieron después de la edad de hielo anterior. Estas formaciones relativamente nuevas fueron el resultado de la fusión de los glaciares. El agua derretida de los glaciares provocó un aumento del nivel del mar, inundando los valles ubicados cerca de las costas de las principales masas de tierra. Como resultado, lo que una vez fueron picos de las montañas ahora se consideran islas.

Tipos de archipiélagos

Todos los archipiélagos están formdaos por una cadena o un grupo de diferentes islas independientes. Sin embargo, estas formas de suelo se pueden clasificar en diferentes tipos: fragmentos continentales, islas continentales e islas oceánicas. Cada distinción se basa en cómo se formaron las islas.

Fragmento continental

Un fragmento continental ocurre cuando la actividad tectónica de las placas provoca la ruptura de la tierra a partir de una masa continental . Las islas resultantes pueden ocurrir a cientos de kilómetros de la costa de la masa terrestre original. Algunas teorías sugieren que las islas en el este de Indonesia (un archipiélago) se formaron como resultado de la fragmentación continental.

Islas continentales

El término «isla continental» se utiliza para describir cualquier isla dentro del área continental de un continente específico. Un ejemplo de un archipiélago de islas continentales son las islas Kerguelen, que se encuentran en la parte sur del Océano Índico.

 Islas oceánicas

Los archipiélagos formados por islas oceánicas son morfologías que no se encuentran dentro de una plataforma continental. Estas islas son casi siempre de origen volcánico y pueden ocurrir en diferentes lugares, incluidos puntos calientes volcánicos, donde las fisuras oceánicas alcanzan la superficie del océano. Hawai, las islas Aleutianas o las Antillas Menores se consideran archipiélagos de islas oceánicas.

Importancia de los archipiélagos

Los archipiélagos son algunas de las formaciones geológicas más importantes del mundo. Suministran vías fluviales adicionales a través de las cuales transportar mercancías por todo el mundo. Las islas que constituyen los archipiélagos también aumentan la superficie disponible para las poblaciones humanas. Si está regulado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, los archipiélagos pueden aumentar las aguas territoriales de algunos países, lo que representa un paso importante en la protección de sus intereses económicos.

Además, los archipiélagos crean hábitats marinos únicos que albergan una amplia gama de especies animales y vegetales tanto en alta mar como en tierra. Además, para los científicos, proporcionan pistas sobre los procesos de evolución ecológica y geográfica.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias