Vehículos

¿Cuándo tienes que cambiar los neumáticos?

cambiar los neumáticos
Cada cuándo tienes que cambiar los neumáticos

Existen seis supuestos en los que es obligatorio cambiar el neumático

¿Sabes cuándo tienes que cambiar los neumáticos para que tu coche sea perfectamente seguro? A continuación, vamos a conocer los diversos supuestos en que hay que hacer el cambio para evitar problemas mayores.

Sea como fuere, recuerda, es importante revisar de manera periódica y regular los neumáticos de tu vehículo. De esta forma evitarás problemas posteriores como pinchazos, desgaste excesivo, etc.

Cada mes, revisa tanto la profundidad como el estado de la banda de rodadura. Además, asegúrate de que la presión es la adecuada según las indicaciones del fabricante de tu vehículo para evitar daños en los flancos y un desgaste irregular. Si no tienes claro cómo hacerlo, puedes consultar con tu mecánico de confianza o con un experto.

Razones para cambiar los neumáticos

Existen seis supuestos que obligan a cambiar los neumáticos. Siempre que se dé uno de estos que vamos a descubrir a continuación, será importante no dejar para más adelante una revisión de las ruedas al completo del vehículo.

El primer supuesto es el caso de pinchazo. Aunque sean muy resistentes, a veces se estropean y se pinchan. En principio, debes cambiar solo el neumático pinchado, pero puede ser una buena oportunidad para detectar otros problemas.

El segundo supuesto implica cambiar neumáticos siempre que hayan llegado al límite de desgaste según la legalidad vigente. Recuerda que el dibujo no puede tener menos de 1,6 mm por debajo del mismo en profundidad. Si es el caso, has de cambiarlos todos o serás multado o, lo que es peor, puedes sufrir un accidente, pues tu vehículo es menos seguro.

En un tercer caso, has de observar signos de envejecimiento en el juego de neumáticos. Pueden ser muy antiguos, aunque uses poco el coche, y han perdido cohesión, o tal vez están sometidos a condiciones de mucho frío o calor, por lo que están muy desgastados.

También podría darse el caso de que hayan sufrido daños. Los golpes con baches, bordillos u objetos de la calzada pueden provocar abultamientos, cortes, deformaciones o perforaciones. Si es el caso, consulta con un experto si solo has de cambiar un neumático o todos.

Podría darse que sufran desgaste anómalo porque algún neumático está en malas condiciones, no están bien alienados, no tienen el equilibrio correcto, tienes problemas en la suspensión o transmisión del coche, etc.

El sexto y último supuesto aparece cuando has instalado en tu vehículo neumáticos que no son adecuados. Tal vez por el peso, por la fabricación… El caso es que afectará a la conducción, a la mecánica y al manejo y estabilidad del coche.

Últimas noticias