Cerveza

Cerveza, ¿estás seguro de que la sirves de la manera correcta?

cerveza sirves manera correcta
Descubre las pautas para servir correctamente la cerveza

La cerveza no es solo una alternativa al vino sino una buena manera de acompañar diferentes platos. Una bebida realmente popular pero que sin embargo puede que no estemos tomando como se debería porque tal vez, no sirves la cerveza de manera correcta.

¿Sirves la cerveza de manera correcta?

Beber cerveza en exceso no es para nada aconsejable, pero tomarla de vez en cuando puede ser todo un placer, que se suele disfrutar mucho en compañía. Aun sin darnos cuenta, además, son muchos los errores que podemos cometer cuando la servimos e incluso antes cuando la guardamos. Aquí hay algunos consejos para solucionarlo.

La temperatura ideal de la cerveza

El primer aspecto fundamental a cuidar a la hora de servir la cerveza es su temperatura. El clásico error que muchos cometen es pensar que hay cuánto más fría mejor y punto. Sin embargo, la cerveza necesita la temperatura adecuada para ser buena y mantener todos sus aromas.

Una regla que también se aplica tiene que ver con el vaso o jarra en la que se sirve. Por ejemplo, hay quien la mete directamente en el congelador o en el frigorífico antes de servir, pero es un error decisivo. De hecho, una temperatura demasiado baja del vaso aumenta el nivel de espuma en la cerveza que, por lo tanto, perderá parcialmente sus aromas y sabores. Así que mantén los vasos o tazas a temperatura ambiente.

Entonces, ¿a qué temperatura se debe beber la cerveza?. Generalmente la temperatura de servicio viene indicada en la etiqueta, pero en cualquier caso no vayas al azar. Si la guardas en el frigorífico hasta justo antes de servirla, nunca te equivocarás. Luego sírvela y espera a que se caliente un poco para servirla si quieres en una copa o vaso que sea «más bonito».

Cerveza, las reglas de conservación y servicio

La temperatura de servicio de la cerveza es tan importante como su conservación. Incluso más que el agua, si la guardas en el lugar equivocado o a la temperatura equivocada, haces un desastre.

Hay una regla a seguir que resuelve varios problemas. Compra siempre cervezas enlatadas o al menos en botellas oscuras para protegerlas de la luz. Luego al llegar a casa, deberás guardarlas inmediatamente en el frigorífico , en la bodega, o al menos en un lugar donde no brille la luz.

¿Cuánto tiempo podemos conservar la cerveza para que siempre esté buena? Hay quien la guarda durante un mes o dos, pero en realidad cuanto antes lo consumas mejor, para que no pierda su sabor y aroma.

¿Y la espuma? ¿Es buena o mala?

La pregunta que todos se hacen es siempre la misma. ¿Necesita un poco de espuma o es mejor dejarla sola? En principio, la espuma protege a la cerveza de la oxidación y así ayuda a que se mantenga inalterable.

Así que un velo en la copa es mejor pero sin pasarse. ¿Cómo evitar que el vaso se llene de espuma? Un pequeño truco es mojar ligeramente el interior del vaso con agua antes de servir la cerveza, ayudará a que baje el nivel de espuma. Luego inclina el vaso a 45° y vierta lentamente la cerveza. Cuando llegues a la mitad, vuelve a colocar el vaso derecho y vierta el resto.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias