Alimentación

7 alimentos con muy mala reputación pero que son buenos para tu salud

alimentos buena salud
Todos esos alimentos que te gustan, son criticados, pero que son buenos para tu salud

Muchas veces podemos encontrar informaciones sobre determinados alimentos que si se consumen en exceso resultan perjudiciales debido a sus niveles de grasas o a la poca cantidad de nutrientes o vitaminas que contienen, pero ¿qué pasa si se consumen en su justa medida? ¿Es posible que incluso sean buenos para mantenernos saludables? Conozcamos a continuación 7 alimentos con muy mala reputación pero que son muy buenos para tu salud.

7 alimentos con muy mala reputación pero que son muy buenos para tu salud

alimentos buena salud

Si lo piensas parecen haber infinidad de reglas para alimentarse de forma correcta, pero lo cierto es que la nutrición no tiene por qué ser tan complicada. Muchos alimentos que la gente considera poco saludables en realidad no son tan malos e incluso pueden ser buenos si se toman en pocas cantidades o tan solo, de vez en cuando.

Como regla general, todos los alimentos (o la gran mayoría de ellos) que podemos considerar alimentos reales, es decir, con el menor procesamiento o envasado posible no son malos para nuestra salud. De hecho, puede que tomar muchas frutas y verduras sea lo mejor para nuestro organismo, pero eso no significa que comer carbohidratos o alimentos grasos esté prohibido. Muchos alimentos que han sido demonizados , como los que contienen gluten o lácteos, pueden ser partes importantes de una dieta saludable para la mayoría de las personas de modo que veamos qué alimentos con malísima reputación es posible que también tengan su aporte saludable.

Queso

Cuando se habla de queso se suele hacer para resaltar muchos de sus beneficios, pero también a que está está lleno de grasas saturadas suele eliminarse de muchas dietas. Además, también puede estar lleno de sodio y no debería constituir la mayor parte de nuestra dieta, pero eso no significa que no debas comer uno de los alimentos más deliciosos del planeta.

De hecho el queso está lleno de nutrientes. También es una buena fuente de proteínas, calcio, vitamina B12 y ácidos grasos saludables que pueden reducir el riesgo de diabetes. Como alimento fermentado, puede ayudar a aumentar los niveles de bacterias intestinales buenas que son esenciales para la salud. Los estudios también indican que la ingesta de queso parece estar asociada con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y puede incluso reducir los niveles de colesterol malo, aunque se necesita más investigación.

Los huevos son una excelente fuente de proteínas y no aumentan el colesterol.

Los huevos son una fuente fantástica de proteínas y están llenos de otros nutrientes, incluida la colina, un nutriente esencial para el desarrollo del cerebro .

Pero los huevos también están llenos de colesterol, lo que durante muchos años llevó a los investigadores a alentar a las personas a limitar la ingesta de huevos. Afortunadamente, esa recomendación dietética ha cambiado, ¿por qué?. Pues debido que las investigaciones en torno a este alimento han resuelto que para la gran mayoría de las personas, el colesterol de la dieta (de los alimentos que consume) no tiene mucho efecto sobre el colesterol en sangre.

El café, y la cafeína en general

A menudo escucharás a las personas decir que están tratando de limitarse a una taza de café al día o de dejarlo por completo. Pero cuando observas los beneficios para la salud asociados con el consumo de café, es posible que te preguntes por qué. Un importante cuerpo de investigación muestra que beber café está asociado con una vida más larga . Las personas que beben más café tienden a tener un menor riesgo de enfermedades cardíacas, varios tipos de cáncer, afecciones hepáticas y enfermedades degenerativas del cerebro.

Sin embargo tampoco debemos tomarnos a la ligera lo de exagerar con la cafeína, ya que demasiada a la vez puede desencadenar ansiedad o incluso ser mortal. Las personas generalmente necesitan consumirlo en forma concentrada para obtener esa cantidad en sus cuerpos de modo que si lo tomas descafeinado puede ser incluso bueno para tu organismo. Además, la cafeína de fuentes distintas del café, también se asocia con una buena salud.

La pasta y otros carbohidratos 

En los últimos años, muchas personas han demonizado los  carbohidratos como el enemigo de la salud, pero lo cierto es que los carbohidratos, especialmente los que son integrales, han sido durante mucho tiempo parte de una dieta humana saludable.

Como ocurre con la mayoría de los alimentos, la clave es la moderación. Un estudio reciente a largo plazo encontró que las personas que obtienen alrededor del 50% de sus calorías de los carbohidratos tienden a vivir más tiempo . Sin embargo comer demasiados o muy pocos carbohidratos se asoció con un mayor riesgo de muerte.

Cabe resaltar que sí que existe cierta preocupación en torno a que los carbohidratos particularmente procesados ​​(como los que se encuentran en los dulces o las galletas) que se absorben rápidamente pueden aumentar el azúcar en la sangre de una manera peligrosa. Pero los carbohidratos integrales y los carbohidratos de las plantas son fuentes esenciales de energía. No olvides entonces comer verduras con tu pasta.

Leche entera

Aunque en los últimos años la leche desnatada o descremada parece ser la que más se aconseja, lo cierto es que si no tienes ningún problema de intolerancia a la lactosa, beber leche entera es realmente beneficioso para tu salud.

La leche entera es una fuente fantástica de calcio, proteínas, grasas, vitamina D y otros nutrientes. Un estudio reciente en el American Journal of Clinical Nutrition encontró que la grasa láctea no parece tener un impacto negativo sobre las enfermedades cardiovasculares o las tasas de mortalidad.

Además, las investigaciones indican que el consumo de productos lácteos ricos en grasas tiende a estar relacionado con un menor riesgo de obesidad.

Los aceites grasos 

La gente tiende a reconocer que el aceite de oliva es saludable, a pesar de tener un alto contenido de grasa; después de todo, es grasa saludable. Pero otros aceites que son igualmente altos en grasas monoinsaturadas que también pueden ser buenas opciones para cocinar, como el aceite de maní y sésamo.

Sal

La sal hace que todo sepa mejor. Y resulta que la evidencia en contra de condimentar los alimentos es mucho menos concluyente de lo que las recomendaciones dietéticas nos harían creer.

Un creciente cuerpo de investigación indica que para las personas que aún no tienen presión arterial alta, el consumo de sal no parece tener un gran impacto en la salud. Incluso hay evidencia de que consumir muy poco sodio podría estar relacionado con una presión arterial más alta, aunque se necesitan más datos.

Quizás lo más útil es ser consciente de cuánta sal estamos comiendo en primer lugar. Los alimentos procesados ​​que están llenos de sodio no son saludables por una variedad de razones, y esos alimentos (y los alimentos de los restaurantes) representan el 70% de la ingesta promedio de sodio de una persona. La sal agregada a los alimentos que se cocinan en casa y se agrega en la mesa representa solo alrededor del 10% de la ingesta promedio de sal.

Evita entonces comer demasiados alimentos procesados, pero no te sientas mal por echar una pizca de sal en tus patatas caseras.

 

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias