¿Nació el lenguaje oral en la Torre de Babel?

Torre de Babel
¿De verdad nació el lenguaje oral en la Torre de Babel?
Comentar

Esta es una de las historias más recurrentes de la mitología

¿Has oído alguna vez la leyenda de la Torre de Babel? Esta apareció por primera vez en el Génesis, uno de los libros más importantes de la Biblia hebrea. Se cuenta que fue edificada por los hombres hace ya miles de años, con el propósito de alcanzar el cielo. Son muchas las historias que giran en torno a esta monumental construcción. Sin embargo, la memoria de esta torre sigue estando vinculada en ciertas religiones con el origen y el desarrollo del lenguaje oral.

En la mitología, el ser humano no tenía el poder suficiente como para crear un sistema de comunicación tan avanzado. De ahí su procedencia mística y divina. Al principio de los tiempos, el planeta entero estaba conectado por una sola lengua y todos sus habitantes podían entenderse sin mayor dificultad. Ante la arrogancia y la violencia que profesaron, Dios les castigó con la confusión del idioma. Obligándoles después a encontrar una jerga propia, a través de un camino de entendimiento mutuo que pusiera remedio a todos sus pecados. De esta forma, el lenguaje se representa como un punto de unión entre todas aquellas personas que conectan con Dios.

Numerosas culturas también poseen entre sus escrituras leyendas muy similares a las del Antiguo Testamento. Desde la Antigua Grecia, pasando por la tradición sumeria, hasta llegar a las tribus de África Oriental. No obstante, la famosa Torre de Babel destaca en la memoria por otras muchas razones.

Una construcción de proporciones épicas

¿De verdad nació el lenguaje oral en la Torre de Babel?
La Torre de Babel alcanzaba los 60 metros de altura.

A pesar de que la torre forma parte de la tradición judeocristiana, muchos expertos aseguran que este mito reposa sobre una construcción real que pudo pertenecer a la antigua Babilonia. Los presuntos restos fueron hallados en 1913 por el arqueólogo Robert Koldewey. Según los estudios realizados, la Torre de Babel alcanzaba los 60 metros de altura y las 400.000 toneladas de peso. Fue levantada con millones de piezas hechas de adobe y ladrillo. Su estructura estaba compuesta de varias terrazas de gran tamaño, que ascendían a través de rampas hasta la cumbre final.

Este descubrimiento parece haber sido refutado con la aparición de una antigua tablilla de piedra que posee un supuesto grabado de la Torre de Babel. En ella, es posible observar una construcción de varios pisos y una figura humana, identificada como el rey Nabucodonosor II, gobernante de Mesopotamia. El profesor encargado de la investigación confía en la existencia de este edificio, principal fuente de inspiración del mito bíblico.

Últimas noticias