Entrevista a R de Rumba

R de Rumba pone la primera piedra para la vuelta de Violadores de Verso: «Sería cojonudo que volviera»

R de Rumba pone la primera piedra para la vuelta de Violadores de Verso: «Sería cojonudo que volviera»
R de Rumba.

´Viva el Funk´ es el primer single del que será el nuevo álbum de Rubén Cuevas, más conocido como R de Rumba, el popular DJ de Violadores del Verso, que emprende su aventura en solitario tras la larguísima pausa del grupo aragonés, en la que Rubén no ha parado quieto.

Rubén, además de ser quien pone la instrumental a las letras de Violadores, ha puesto el bombo y la caja a casi todos los grandes clásicos del rap de nuestro país: Rapsusklei, Xhelazz, Rebel, Chojín… Esta vez, sin embargo, será diferente, pues prescindirá de quienes siempre han puesto voz a su música, dejando el arte y el significado única y exclusivamente bajo la responsabilidad de unos ritmos muy próximos al funk.

R de Rumba ha charlado con OKDIARIO de su nuevo disco, pero también de de Zaragoza, del nuevo rap o de la vuelta de Violadores del Verso… sobre la que deja una clarísima declaración de intenciones.

Pregunta (P): ¿Cómo consigue alguien que no rapea ser tan popular en el mundo del rap?

Respuesta (R): En Violadores del Verso, el grupo en el que estaba, o estoy, o no sé cómo decirlo porque nunca ha desaparecido, hicimos mucho ruido durante muchos años. Cuando no había rap. Además, en el grupo, la forma que teníamos nosotros de entender el rap valoraba mucho al DJ. Lo hemos tenido siempre muy presente, por los directos y por todo.

«Violadores del Verso nunca ha desaparecido»

Y no lo digo yo por ser el DJ de Violadores, el hip hop siempre han sido voces y DJ. Y eso lo hemos tenido más presente en Violadores del Verso, donde tenía mucho peso en los directos, había mucho tomate con el DJ y, bueno, que no lo haré mal me imagino.

P: El sello de la productora de Rap Solo es, entre otros, el típico ruido del hielo cayendo en el vaso. ¿Cómo surgió?

R: Esto es la intro de Vicios y virtudes, que en la entrada del disco estamos hablando y suenan los hielos y una musiquilla de fondo. Pues eso lo cogimos, le metimos la voz de Javi -Kase.O- y lo ralentizamos y quedó guapo. Una de esas que surgen de casualidad, y ya lo cogí como un poco firma musical. Es como sello de calidad, si esto es Rap Solo, va a estar guapo.

P: Lanzaste tu primer single el 22 de mayo. Se escucha muy parecido a la música negra, ¿no?

R: Es un homenaje a este tipo de sonido. Es mostrar un respeto a esto que me ha dado tanto y que tanto me ha dado para ‘samplear’ -coger un trozo de un tema-, a mí y a los grandes clásicos del rap. Entonces me dije, ya han pasado los años, ya sé por dónde se mueven las cosas, cuáles son las técnicas de grabación y quise intentarlo.

Aunque no fue premeditado, he de decir que esto surgió. Surgió cuando conocí a Porcel, con quien he hecho este álbum. Yo lo tenía en la cabeza pero le conocí, hicimos un par de temas, vimos que eran cojonudos, y ya hicimos una maqueta.

«No quería hacer el típico disco de rap con músico. Tenía claro que no, quería que lo importante fuera la música, el funk, el soul…»

Yo le conocí cuando me mudé a Alicante, porque yo vivo en Alicante ahora. Pero bueno, lo que decía, que no fue una cosa muy premeditada, fue una cosa totalmente lógica en mi vida. Porque el funk no sólo lo uso para ‘samplear’, también pincho mucho funk y hago muchas sesiones de funk. Entonces, es un camino lógico este disco.

P: Pero, no dejas de lado al rap…

R: Eso es indiscutible. Eso siempre va a estar ahí y aquí hay cabida. No quería hacer el típico disco de rap con músico. Tenía claro que no, quería que lo importante fuera la música, el funk, el soul… Pero es inevitable que suene a rap, claro.

Un tercio del disco es raper, otro tercio es más instrumental y otro trozo es más de soul, de coros, y más cantado. Vamos, que hay un poco de todo.

R de Rumba pone la primera piedra para la vuelta de Violadores de Verso: «Sería cojonudo que volviera»

P: ¿Es un capricho?

R: Más que un capricho es un lujo que me he dado. También estás acomodado en tu movida de siempre y, aparte de jugar con tus movidas de siempre, pues voy a salir de mi zona y ver qué pasa por aquí.

Pero sí. Es un capricho y es un sueño hecho realidad. Quería hacer un disco homenaje al funk, y para mí es un capricho guapo. Que luego queda un disco bien, bueno, ya veremos. Pero no es su labor principal.

P: ¿El confinamiento te ha permitido avanzar a la hora de lanzar el disco?

R: No. En teoría tenía que salir ahora, antes del verano. El single hace un par de meses y el disco ahora. Pero fue imposible. Vimos el ‘percal’ y ya en febrero, viendo lo que se nos venía, decidimos parar un poco, y claro, me he puesto a retocar cosas. Pero ya entrego esta semana todo y ya me olvido.

«Quería hacer un disco homenaje al funk, y para mí es un capricho guapo»

Pero vamos, que la verdad es que no he podido trabajar tanto como me habría gustado en todo este tiempo de encierro porque tengo un niña y no puedes estar todo el día escondido en tu estudio. Claro, podría estar dejándola ver la tele ocho horas al día, pero en esta casa esto no pasa, y no hay tanto tiempo como parece.

P: En el rap, ¿qué se hace primero, la letra o la música?

R: A ver, para mí lo ideal es hacer la música o la estructura rítmica y encima escribir. Eso es lo ideal. ¿Qué pasa? Que a veces los raperos van ‘a matacaballo’ y no da tiempo. Te dan un trozo de letra y te piden una música. Pero lo idea, lo perfecto para la métrica, para cómo se cae en el ritmo, es tener primera la música y luego escribir encima.

Además, es que no es sólo métricamente, sino también sentimentalmente. Lo que te puede aportar la melodía, oír cómo cae el bajo… Creo que eso también puede inspirar. Pero no hay una norma…

P: ¿Qué significa Zaragoza para ti?

R: Zaragoza para mí es mi ciudad, mi nacimiento… Ahora no vivo ahí, pero voy mucho y tengo en Zaragoza mi casa, eso está claro. Para mí Zaragoza es donde aprendí a vivir. Es mi ciudad.

«Lo de Violadores ha surgido así, se ha parado esto un tiempo, estuvimos muchos años juntos, y esperemos que volvamos todos»

Además, es una ciudad bastante musical, y no sólo hablo de rap. La música es muy importante en Zaragoza; siempre ha habido muchos garitos, siempre ha habido mucha música en directo, etc. Para mí Zaragoza son mis comienzos y es donde aprendí todo. Es mi vida y me flipa Zaragoza. Aunque no echo de menos el viento (risas).

P: ¿Volveremos a escuchar nuevos temas de Violadores del Verso?

R: Pues sería cojonudo que volviera el grupo… Sería… Esa puerta nunca se cierra. Ahora estamos cada uno con nuestras cosas, y la vida sigue y no vamos a estar ahí tampoco lamentándonos.

Así que, pues nada, ha surgido así, se ha parado esto un tiempo, estuvimos muchos años juntos, y esperemos que volvamos todos. Estaría guapo y sería una cosa muy bonita.

P: ¿Sería posible una colaboración entre DJ? Por ejemplo, ¿por qué no una con Acción Sánchez? ¿Sería complicado?

R: Qué va. Qué va. Si es colega, además. Es uno de mis amigos del rap. A ver, no pasa porque tampoco es una cosa que… Aunque, claro, para nosotros sería especial.

¡Pues mira! ¿Por qué no? Hacernos una cancioncita así… Fíjate podría haber salido en este disco. Acción Sánchez es un DJ que flipas, un DJ de flipar, y un currela. Es una pasada. Precisamente Óscar es un ejemplo a seguir.

P:  ¿Qué te parecen los nuevos raperos? Los Natos y Waor, Ayax y Prok, etc…

R: Hay grupos que son más ‘oscuretes’, como Ayax y Prok, soy bastante fan de ellos. O Natos y Waor, que son una pasada. Cómo se han llevado los chavales al bolsillo. Delaossa también me gusta mucho. Son nuevas generaciones, nuevos chavales, y ahí están, para aportar su movida… Lo que pasa es que los dinosaurios seguimos.

«Es un orgullo ver a gente que no es rapera escuchando rap. Mola. Mola llegar a cruzar esa línea»

P: Unos dinosaurios que, ¿quizás hayáis sufrido más? Pregunto. Lo digo porque antes quizás quien lo escuchaba era más raro, más friki, que ahora. 

R: Sí, sí. Éramos raros. Sí. Ahora ya se ha abierto mucho. Ya incluso con Violadores, en su última etapa, se estaba abriendo la movida. Como en 2006 o 2007. A Violadores ya nos empezaba a escuchar mucha gente y ni la mitad eran raperos.

En los 90 aquí no había rap. Y hasta que la gente aquí se acostumbró al sonido y tal, pues… Luego ya, le ha entrado a mucho tipo de gente. Que es como tiene que ser, una música más.

Es un orgullo ver a gente que no es rapera escuchando rap. Mola. Mola llegar a cruzar esa línea.

Lo último en Cultura

Últimas noticias