‘Chico con sombrero, Jávea’

Un desconocido Sorolla regresa a España tras 50 años de ausencia para venderse por 500.000 €

La obra del artista valenciano, que retrató a intelectuales y realeza a principios del S.XX, regresa a España tras más de 50 años en manos de coleccionistas privados. Está en la Galería Jorge Alcolea, se podrá ver en la III edición del 'Salon du Connaisseur', sito en la calle Velázquez de Madrid, y los interesados podrán comprarlo por un precio de 500.000 euros. Se trata de una de las primeras obras de pincelada burguesa después de que Sorolla dejara de lado las escenas de drama social como ¡Triste herencia!, la obra que fue expuesta en la Exposición Universal de París de 1900.

Sorolla
'Chico con sombrero, Jávea' de Joaquín Sorolla @Galería Jorge Alcolea

Joaquín Sorolla (Valencia, 1863) no tenía vocación de cerrajero, a pesar de haberse criado con uno, su tío, tras la muerte de sus padres a edad temprana. El valenciano alcanzó una buena posición económica gracias al aprecio de su pintura por parte de las clases adineradas, entre las que estaba la realeza o los intelectuales, y, sobre todo, por la buena disposición y organización de su esposa, Clotilde García del Castillo (Valencia, 1965). No sólo fue ésta su modelo y musa en las situaciones más mundanas y cotidianas, también era ella la encargada de organizar las exposiciones, cerrarlas y llevar la engorrosa contabilidad de absolutamente todo.

La consagración del joven Sorolla, pues sólo contaba con 23 años, llega desde París. En aquel entonces la pareja, casada desde 1888, ya tenía tres hijos –Clotilde, Joaquín y Elena– y se habían mudado a la calle Miguel Ángel de Madrid, en el pintoresco barrio de Chamberí. La Galería Georges Petit, ubicada en el número 7 de la calle Saint-Georges, dedicará una exposición individual al valenciano y todo pasará por las manos de García del Castillo, a excepción del listado de obras que viajarían, eso lo hizo Sorolla personalmente.

Un desconocido Sorolla regresa a España tras 50 años de ausencia para venderse por 500.000 €
Exposición de Joaquín Sorolla en la Galería George Petit de París en 1906. @Foto cedida por la Galería Jorge Alcolea

Entre ellas, ‘Chico con sombrero, Jávea’, un retrato de Vicente, el hijo del servicio de la familia, al atardecer en el Cabo de San Antonio. En este punto, la pintura de Sorolla ya ha cambiado, el 1900 de la Exposición Universal de París, momento en el ganó una inmensa aclamación por su obra, más cerca del drama social de que la de la comodidad burguesa, ‘¡Triste herencia!’.

Fue, precisamente, en esta muestra parisina donde se mostró por primera vez el retrato de este adolescente ataviado con sombrero y resguardado bajo una sombra, la obra del verano de 1905 que ha estado oculta alrededor de 50 años y que ahora se podrá ver en el ‘III Salon du Connaisseur’ en Madrid, del 5 al 9 de junio, en la calle Velázquez de Madrid. En el centro de la capital, como debe de ser.

Estará expuesto –y a la venta, por supuesto– en la Galería de Jorge Alcolea, el director del citado salón. Fue en 1968 cuando esta obra se pudo ver por última vez y fue, además, en Madrid, en la Galería Biosca. Momento en el que la pieza de Sorolla, que es uno de los artistas más valorados del mundo del arte tras importantes exposiciones a nivel internacional y nacional, fue comprada nuevamente por coleccionistas privados, de los que no ha trascendido la identidad –el sector es muy hermético con los nombres de los compradores–. La primera compradora de esta pieza fue, precisamente una amiga de su mujer y mujer de un diplomático español, María Dolores de Uriburu, después pasaría de colección en colección hasta recalar de nuevo en el salón de la calle Velázquez.

¡Triste Herencia! de Joaquín Sorolla que se expuso en la Exposición Universal de París de 1900 @Getty
¡Triste Herencia! de Joaquín Sorolla que se expuso en la Exposición Universal de París de 1900 @Getty

Ahora está a la venta de nuevo por medio millón de euros, ha llegado a España desde el extranjero y es una hazaña de la que Alcoea está verdaderamente orgulloso. Reconoce el director del ‘III Salon du Connaisseur’ que, de momento, no ha habido contactos con el Estado para abrir la opción de una posible compra. No obstante, y a pesar del precio, que para el español medio es una barbaridad –no juzguemos a nadie por ello–, Alcolea cree que aún está por debajo de los precios que el valenciano alcanza en los mercados extranjeros. Y tiene razón, al menos si atendemos a las cifras de remate de algunas de las últimas obras de Sorolla vendidas en los últimos años.

En 2013, por ejemplo, uno de los cuadros de niños en la playa alcanzó la cifra de 3,2 millones de euros en Londres. El lienzo, que era propiedad de los descendientes del pintor –los Pons-Sorolla–, salió de España con el beneplácito de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español del Ministerio de Cultura. En nuestro país, el precio más alto que se ha pagado por un cuadro de Sorolla ha sido de 1,5 millones de euros y fue en el año 1990.  

Lo último en Cultura

Últimas noticias