Comunidad de Madrid

Así visitaremos las galerías de arte: sólo bajo cita previa y ni rastro de animadas inauguraciones

Vídeo: Alix Guereca

La Comunidad de Madrid todavía está en la fase cero del proceso de desescalada del Gobierno. Aún se ven pocos viandantes por las calles. El Paseo del Prado apenas va cargado de coches y prácticamente nadie corre desaforado hacia la parada de autobús. Es como si la ciudad no tuviera prisa.

Las puertas del Museo del Prado están también rodeadas de soledad. A las 11 horas sólo algunos aficionados al skate deslizan con destreza sus monopatines sobre el asfalto que tendría que haber soportado las kilométricas colas de visitantes deseosos de ver Invitadas. Una muestra sobre mujeres, ideología y artes plásticas en España que estaba prevista inaugurarse el pasado 31 de marzo y que, por razones obvias, se tendrá que reubicar en la planificación de la pinacoteca.

Pero no han sido sólo los museos los que han frenado en seco su actividad. Otros espacios dedicados al mundo del arte, como las ferias de arte o las galerías de arte, eslabones fundamentales para que los artistas y el mercado del arte, también se fueron a casa para seguir su actividad debido a la pandemia. Sin embargo, esta semana, las galerías de arte, tras dos meses ofreciendo actividades al público aficionados al arte y coleccionistas para elevar la conexión entre ambos, han retomado su actividad y han podido atender en persona a sus clientes. 

Mascarillas, guantes y clientes atendidos bajo cita previa

En este sentido, uno de los primeros espacios en reabrir y regresar a la normalidad –siempre entrecomillada– ha sido la Galería Lucía Mendoza, ubicada a apenas unos pasos de la Iglesia de las Salesas Reales de la capital especializada en acercar el arte contemporáneo al espectador a través de exposiciones y promoción de los artistas que representa. Este martes la galería, abierta a la calle por grandes ventanales, ha hecho una primera desinfección para poder atender a los clientes con todas las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y ha recibido a sus primeros visitantes bajo cita previa.

Lucía Mendoza, su propietaria, explica a OKDIARIO que todas las galerías de arte que forman parte de la Asociación ARTE MADRID sabían que podían abrir, aunque podrían haber comenzado la semana pasada junto con el pequeño comercio. «Nos ha costado mucho definir qué somos porque como galerías de arte entrábamos en un concepto extraño y no sabíamos si reuníamos los requisitos del pequeño comercio, pero parece que sí y podemos abrir los espacios menores de 400 m2 siempre con cita previa, no podemos abrir al público de manera normal y, por supuesto, tenemos que tener todas las precauciones de seguridad sanitarias que el resto de los comercios», relata la galerista.

Todas aquellas galerías de arte que han decidido abrir al público han seguido el mismo protocolo: desinfección a fondo de las salas, disposición de toallas desechables para los baños, mascarillas, geles desinfectantes y guantes para los empleados y atención a los clientes, también obligados a llevar mascarilla, sólo bajo cita previa.

De momento, al abrir los espacios menores de 400 m2, las plantillas son reducidas. «De las tres personas que trabajamos en la galería sólo hemos venido dos y todo el mundo será atendido bajo cita previa, así que no habrá posibilidad de aglomeraciones o que haya más de dos personas en el espacio», explica Mendoza.

Adiós (de momento) a las inauguraciones

Otra de las cosas que cambiarán una vez completado el programa de desescalada del Gobierno serán las inauguraciones de exposiciones en el interior de las galerías de arte, a pesar de tener un papel fundamental para estos espacios dedicados a la exposición y el mercado del arte porque siempre son oportunidades ideales para unir lazos entre aficionados y profesionales del sector mientras se aliña con una copita de buen vino.

«Desaparecidas, no podemos celebrar ningún evento multitudinario, aunque pasemos a la fase 1 en Madrid sólo podremos abrir con el 30% del aforo de nuestra capacidad. No tiene sentido convocar una inauguración. Mandaremos mails y comunicados digitales o, incluso, avisaremos por teléfono, pero nunca podremos un evento de inauguración como tal», aclara la galerista.

Reprogramación de agendas y exposiciones

Otras de las consecuencias del coronavirus y el estado de alarma decretado por el Ejecutivo ha sido la suspensión de exposiciones o la reprogramación de las mismas. En el corto-medio plazo, al menos hasta finales de año, las galerías van a organizar nuevamente las muestras que tenían en agenda, aunque algunas se quedarán tal y como estaban porque, al menos de momento, se muestran optimistas con el futuro más inmediato.

«Hemos tenido que reagendarlo todo», explica Mendoza, «en abril teníamos una exposición de un artista italiano que, como te puedes imaginar, ni el artista italiano ni las piezas del artista han podido llegar. Italia, además, también ha tenido una situación especialmente complicada. Pero, aparte de esto, que hemos programado para más tarde, y de momento, seguimos manteniendo para la APERTURA MADRID GALLERY WEEKEND –organizado anualmente por ARTE MADRID este año del 10 al 13 de septiembre– con misma la exposición que teníamos ideada».

Ahora, y dependiendo también de pasar o no a la fase 1 de la desescalada, las galerías vuelven a la vida y muchas de ellas seguirán ofreciendo nuevas propuestas culturales al público con una programación cerrada, aunque, reconocen, no han dejado de trabajar en todo el estado de alarma porque ha sido la cultura uno de los valores más consumidos.

En este sentido, Mendoza explica que «ahora lo que vamos a hacer, con la reapertura, es una exposición con una pieza de cada uno de los artistas que representamos. De alguna manera, queremos que sea una muestra simbólica con la que queremos decir que el arte contemporáneo está ahí y queremos abrir nuestros espacios todos juntos. Es una forma de apoyar también a los artistas porque la actividad de una galería con esos artistas no tiene ningún sentido».

Curiosamente, la exposición esta galería madrileña interrumpida por la pandemia estaba protagonizada por Stefano Bonacci, un artista italiano que define el arte como «el único medio capaz de transmitir uno de los principales valores del ser humano: la libertad».

@MaríaVillardón

Lo último en Cultura

Últimas noticias