Crisis del coronavirus

Cataluña prepara la orden para imponer el confinamiento domiciliario durante los próximos 15 días

La Generalitat se da un plazo de 48 horas para decidir si ordena el mismo confinamiento de marzo en Cataluña durante las próximas dos semanas

El Govern de la Generalitat de Cataluña perfila la decisión de imponer el confinamiento domiciliario durante 15 días. La reunión del Ejecutivo presidido por Pere Aragonès ha debatido la medida tras la recomendación de los expertos. Fuentes del gobierno autonómico consultadas por OKDIARIO señalan que las autoridades sanitarias «ven la situación extremadamente difícil» y avanzan que «hay que tomar nuevas medidas».

Hasta ahora Cataluña analizaba la posibilidad de decretar un confinamiento domiciliario durante el próximo fin de semana, para evitar la salida de los ciudadanos aprovechando el puente de fin de semana. El Govern va ahora un paso más allá y se prepara para ser la primera comunidad autónoma que vuelva al cierre total del primer trimestre del año. El estado de alarma, aprobado el pasado domingo, ya incluía esta posibilidad.

La consejera de Salut, Alba Vergés, trasladará en los próximos minutos la petición al Ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa. Ayer lunes se reunieron ambos en Barcelona, pero esta medida todavía no estaba sobre la mesa. Aunque el Govern, con el mando único del estado de alarma, puede decretar la restricción de forma unilateral, antes debe comunicarlo al departamento que dirige Illa.

Con esta decisión, según fuentes de la Generalitat, se pretende «atajar de raíz» el aumento descontrolado de los contagios en esta región. La situación de la atención hospitalaria es cada vez más complicada, con una tensión creciente, y se teme que en las próximas semanas los hospitales catalanes puedan acabar colapsando. En algunos centros, según la consejería de Salut, las UCI ya están al 100% de su ocupación.

La Generalitat se da 48 horas de plazo, a la espera de ver la evolución de la curva durante estos dos días, para decretar el confinamiento domiciliario por un periodo de dos semanas. Ayer, cuando se cumplían diez días del cierre total del sector de la hostelería en Cataluña, las cifras no solo no disminuían si no que continuaban creciendo sin control.

El Govern admite que encerrar en sus casas a los catalanes otra vez, por un tiempo de quince días, «es una medida muy dura y difícil de tomar». Sin embargo, fuentes gubernamentales catalanes reconocen que «es la mejor medida para poner freno al ascenso de la curva». Avisan desde la Generalitat que «es más recomendable tomar medidas drásticas pronto que alargar la agonía para acabar haciéndolo más adelante».

Obligatoriedad del teletrabajo

La idea de la Generalitat al decretar el confinamiento para las próximas dos semanas es reducir también los contactos en los centros de trabajo. Por eso, paralelamente a la orden que obligue a permanecer en el domicilio durante los próximos quince días, el Govern trabaja para hacer obligatorio el teletrabajo. El conseller de Trabajo Chakir El Homrani (ERC), este martes por la mañana, afirmaba que era «obligatoria» esta modalidad de trabajar. Sin embargo legalmente, a día de hoy, no lo es. Su departamento ya prepara la orden acompañe la del confinamiento y obligue a ello.

Navarra también lo estudia

Además de Cataluña, Navarra tampoco descarta el confinamiento domiciliario para las próximas semanas. El Gobierno foral que preside la socialista María Chivite no descarta adoptar esta medida en las próximas horas si la curva de nuevos contagios continúa en ascenso como hasta ahora. Navarra es la comunidad más afectada a día de hoy por la pandemia. Hace unos días, Chivite ya ordenó el cierre perimetral de la autonomía.

Lo último en España

Últimas noticias