Bebés

Qué determina realmente el sexo del bebé

Podemos desear con todas nuestras fuerzas que sea niño o niña, pero el destino o una serie de variables, son las que actúan para determinar el sexo del bebé.

Qué determina realmente el sexo del bebé
Sexo del bebé

El sexo del bebé es uno de los grandes misterios del embarazo. Podemos desear con todas nuestras fuerzas que sea niño o niña, pero el destino o una serie de variables, son las que actúan para determinar el sexo del bebé. Conocer un poco más este proceso a los que algunos atribuyen ciertos trucos, nos ayudará a entenderlo. En teoría existe un 50% de posibilidades de tener un niño o una niña, aunque como en toda apuesta o juego la banca siempre gana. Sea lo que sea lo importante es que llegue bien, aunque podemos tener más papeletas de un sexo que de otro para que nos toque.

El sexo del bebé: ¿Niño o niña?

  • Según dicen los especialistas, aunque inicialmente hay un 50% de posibilidades, siempre nacen más niñas que niños. En teoría este hecho es puramente biológico, son las niñas las que aseguran la continuidad de la especie y por ello, deben superar en nombre a los niños. Realmente, la igualdad de opciones no existe, las niñas son, en teoría más probables.
  • El azar no existe. Los óvulos de la mujer son siempre ‘X’ y el hombre aporta el cromosoma ‘X’ o ‘Y’ dependiendo del sexo. Si fueran iguales o hicieran lo mismo la teoría del azar sería aceptable. El problema es que son cada uno distintos y no siguen la isa carga cromosómica, no tienen las mismas características químicas y físicas. Realmente cada ser humano es único y, por lo tanto, rompe la idea de que todo ocurre por un factor de suerte.Qué determina realmente el sexo del bebé
  • Dependiendo del tipo de espermatozoides hay más opciones. Sin el azar por medio, el tipo de espermatozoides marcará la diferencia. Como cada uno es distinto puede haber más opciones de que lleguen a su objetivo. Los más fuertes entran en una competición, en una eyaculación no tienen porque ser equitativos, los que queden vivos y más fuertes pueden ser la mayoría ‘Y’ o ‘X’.
  • La alimentación de la mujer y su estilo de vida puede influir en el tipo de mucosas. Si es más bien alcalina favorece al tipo ‘Y’, de lo contrario, las opciones del tipo ‘X’ son más numerosas. Es decir, hay una preferencia que rompe el azar. Habrá más opciones de que sea niño o niña.

Padre y madre son los responsables de engendrar el bebé, dependiendo de las condiciones, estarán creando un niño o una niña, aunque no podrán controlarlas. El día o los factores que influyen en esta elección pueden ser distintos en cada pareja.

Lo último en Bebés

Últimas noticias