Embarazo

Por qué la chimenea de leña en puede ser peligrosa para las mujeres embarazadas

¿Por qué se hace la prueba del azúcar a las embarazadas?
Una mujer embarazada.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Ya ha llegado el frío y todo el mundo piensa ahora cuál es la mejor manera de calentar su hogar y hacer que el ambiente sea acogedor. La mayoría de la gente se centra en los radiadores, pero dada la subida constante del coste de la factura de la luz en los últimos meses, parece que ha aumentado el uso de las estufas de pellets así como las chimenea de leña , un sistema que también da una idea de romanticismo por la calidez que consigue crear. Sin embargo, no es esta una solución ideal para todas las casas ya que existe un auténtico riesgo relacionado con la chimenea de leña y las mujeres embarazadas que a continuación os explicamos.

La chimenea de leña en la casa puede ser peligrosa

A raíz de un estudio realizado por un grupo de investigadores del King’s College de Londres, se ha llegado a la conclusión de que es mejor evitar el uso de las chimeneas de leña durante los meses de embarazo.

La investigación reveló “una correlación entre las muertes atribuibles al humo tóxico de cocinar y calentar y la tasa de eclampsia, una condición rara en el embarazo en la que la hipertensión causa convulsiones que pueden poner en peligro la vida de la madre y el feto». En especial se señala que las mujeres con preeclampsia , caracterizada por presión arterial alta o hipertensión, corren un riesgo significativamente mayor durante el embarazo si están frente a una cocina estufa de leña.

El análisis fue publicado en International Journal of Gynecology & Obstetrics y explica como la chimenea de leña, presente sobre todo en países de bajos y medianos ingresos, aumenta el riesgo de hipoxia placentaria , situación que se produce en caso de ingesta insuficiente de oxígeno a los tejidos del bebé en el útero.

Andrew Shennan , uno de los profesores que participó en el estudio, señaló que esta podría ser una herramienta útil para explicar «las desigualdades observadas en la atención de la salud materna en países de bajos y medianos ingresos».

Precisamente por eso hay que tener cuidado con el comportamiento que se lleva a cabo cuando se está en casa : “ La cocina casera y la contaminación doméstica pueden aumentar el riesgo de convulsiones -dijo el médico- . Esto puede derivar en un menor suministro de oxígeno a la madre, lo que podría provocar ataques en mujeres que ya padecen preeclampsia”.

Sin embargo, los riesgos para el niño pueden ser menores si la exposición a la chimenea se produce en lugares abiertos y aireados y de forma esporádica.

Lo último en Bebés

Últimas noticias