Embarazo

Masajes durante el embarazo y después del parto: ¿cómo hacerlos?

Masajes del embarazo y parto
Masajes en el embarazo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El toque delicado de las manos representa un momento de placer que infunde calma y bienestar en cada fase de la vida y en cada situación. Incluso las madres pueden aprovechar los masajes, teniendo en cuenta que, si bien después del nacimiento del bebé se permite cualquier habilidad manual, durante el embarazo es necesario respetar ciertas reglas y elegir cuidadosamente el tipo de sesión a realizar. Descubramos a continuación, cómo hacer los masajes durante el embarazo y después del parto.

Cómo hacer los masajes durante el embarazo

Si el embarazo es fisiológico (es decir, transcurre con normalidad) puedes realizar el masaje sin problemas. Sin embargo, por precaución, es preferible esperar hasta el final del primer trimestre, el que se considera de mayor riesgo. En cualquier caso, antes de someterte a cualquier sesión, debes tener la «luz verde» de tu ginecólogo.

Solo manos expertas

Esta advertencia se aplica siempre, pero más aún en el embarazo: la elección de profesionales calificados asegura que el masaje traiga solo beneficios y no cree problemas de ningún tipo. Mejor aún si el centro elegido ya ha tratado a mujeres embarazadas.

Precauciones a tener en cuenta

  • Evita los masajes demasiado firmes y los del vientre, que nunca se deben tocar durante el embarazo, especialmente en los últimos meses cuando las presiones acentuadas pueden aumentar la contractilidad uterina.
  • Practica reflexología, shiatsu y masaje ayurvédico solo si el profesional tiene mucha experiencia: los puntos en correspondencia con algunos órganos abdominales no deben estimularse.
  • No utilices aceites esenciales y productos que puedan contenerlos. En el embarazo está permitido el aceite de almendras dulces que, entre otras cosas, tiene una acción elastizante y puede ayudar a prevenir las estrías .

¿Cómo drenar los líquidos en las piernas durante el embarazo?

Uno de los masajes más indicados en el embarazo es el drenaje linfático que consiste en movimientos delicados, lentos y rítmicos que simulan un sistema de bombeo capaz de trabajar sobre el flujo linfático estimulándolo para eliminar más fácilmente toxinas y líquidos que provocan hinchazón y pesadez, muchas veces acentuado en los nueve meses. El drenaje linfático se puede realizar en todo el cuerpo, así como en la cara, para eliminar las toxinas responsables de la hinchazón en la cara y debajo de los ojos.

Gracias al drenaje linfático, los tejidos se liberan del estancamiento de líquidos y desechos, las piernas se desinflaman y la figura se aclara inmediatamente. La oxigenación mejora el intercambio de nutrientes en los tejidos y fortalece el tono y la firmeza de la piel, ayudando también a prevenir las estrías. La fricción que acompaña al bombeo ayuda a eliminar las células muertas y estimula la renovación cutánea con el resultado de una piel más vital, con un cutis fresco y luminoso.

Además, con sus gestos lentos y calibrados, el drenaje linfático favorece la relajación y el bienestar y representa un sistema válido para aliviar el estrés, que además aumenta la producción de toxinas del organismo.

En el drenaje linfático, la destreza manual del masajista  es fundamental y debe estar entrenada de forma específica para poder realizar la técnica durante el embarazo. Una sesión dura alrededor de una hora y cuesta alrededor de 65 euros.

¿Qué masajes hacer después del parto?

Las propuestas de masajes en los centros de estética son muchas y las madres primerizas pueden elegir las que mejor se adapten a sus objetivos: aliviar el estrés que suele acompañar a la primera vez con el bebé, o recuperar la figura rápidamente… o ambas cosas.

Exfoliante

Liberar la piel de las células muertas es fundamental no sólo para que quede más tersa y luminosa, sino también para que todos los demás tratamientos sean más eficaces y para que los cosméticos penetren mejor. El exfoliante regenerador profesional se masajea sobre el cuerpo insistiendo en las zonas más rugosas y gruesas y, tras dejar actuar durante 10-15 minutos con el cuerpo envuelto en un calor agradable que lo hace más efectivo, se retira con guantes limpiadores humedecidos. La fase final del tratamiento consiste en un masaje de cuerpo completo con una crema elegida según las necesidades específicas. El coste de una sesión, que se puede repetir mensualmente, es de 45 euros.

Drenaje

Son muchas las soluciones que se ofrecen para remodelar la figura después del embarazo. Generalmente, se comienza con una exfoliación en todo el cuerpo elegida según el tipo de piel, seguida de una venda elástica perfumada con una ligera acción de autocalentamiento. La sesión continúa con un masaje realizado con maniobras ascendentes para mejorar la microcirculación y estimular el drenaje. Particularmente en el caso de la celulitis, el tratamiento utiliza fórmulas a base de extractos de marula, quercetina, aceites vegetales que nutren y protegen los capilares, ayudan a eliminar toxinas y estimulan la lipólisis, el mecanismo de liberación de grasa. Una hora y media de tratamiento cuesta alrededor de 90 euros. Recomendamos una sesión por semana durante un mes.

Anticelulítico

Después de nueve meses de espera, las almohadillas y la piel de naranja suelen ser más evidentes. También en este caso los tratamientos en el instituto pueden acelerar el tiempo de remise en forme. El cuerpo se masajea con un exfoliante que libera un agradable calor sobre la piel. En la media hora de aplicación, el producto drena líquidos, activa la lipólisis y suaviza la piel que se muestra más tonificada y compacta desde la primera sesión. Recomendamos 5 sesiones de 50 minutos con un coste medio de 55 euros cada una.

Adelgazamiento

En los centros de estética, el masaje puede realizarse no solo de forma manual sino también con la ayuda de máquinas que potencian su eficacia. La estimulación mecánica, de hecho, tiene la particularidad de llegar en profundidad gracias a una particular combinación de compresiones y vibraciones capaces de restaurar las condiciones fisiológicas del tejido y actuar sobre las causas de la celulitis . De esta forma actúa a varios niveles con cinco efectos diferentes: se restablece la microcirculación, se activa el sistema linfático, se mejora la oxigenación, se reduce la inflamación y se favorece el adelgazamiento y remodelación de la figura. Se recomienda un ciclo de 12 tratamientos cada dos semanas. El costo de una sesión de 45 minutos comienza en alrededor de 80 euros.

Remodelación

Hay áreas que son más difíciles que otras de remodelar. En este caso, actuar con equipos de última generación puede marcar la diferencia: la estimulación mecánica de la piel activa la lipólisis y al mismo tiempo ofrece firmeza al tejido, remodelando la forma de los glúteos. El tratamiento actúa sobre el metabolismo de las grasas y los azúcares como una dieta hipocalórica, pero de una forma más rápida: bastan seis sesiones de 20 minutos para volver a lucir los pantalones de antes del embarazo.

Regenerante

Comienza con un suave masaje facial con aceites esenciales calmantes que ayudan a drenar los líquidos que crean la hinchazón alrededor de los ojos y las mejillas, relajan los músculos previniendo las líneas de expresión y tonifican la piel. A esto le sigue un masaje de cuerpo completo con un aceite tibio que nutre, alisa, mejora la elasticidad de la piel y al mismo tiempo relaja, alivia el estrés y estimula el sistema inmunológico. El coste del tratamiento es de unos 55 euros por sesión.

Lo último en Bebés

Últimas noticias