Halloween

10 manualidades de Halloween fáciles para niños pequeños

Hacer arañas, fantasmas o calabazas a partir de materiales como platos de cartón, son algunas de las manualidades de Halloween fáciles que podemos hacer con los niños.

manualidades halloween niños
Descubre las mejores manualidades de Halloween que podemos hacer con los niños pequeños

Halloween se acerca y aunque los disfraces, el tallar calabazas y decorar la casa de forma terrorífica suelen ser las actividades que más se realizan, también podemos aprovechar para realizar distintas manualidades de modo que os queremos ofrecer a continuación 10 ideas de manualidades fáciles para niños pequeños que os servirán además para distraerles durante el fin de semana.

10 manualidades de Halloween fáciles para niños

manualidades halloween niños

La temática de terror es la protagonista en Halloween, de modo que a partir de algunos de sus elementos más representativos como los murciélagos, las calabazas, los fantasmas o esqueletos, podemos hacer estas sencillas manualidades para niños pequeños. Veamos cuáles son.

  1. Murciélagos con cajas de huevos: Tan sencillo como coger una caja de huevos de cartón, cortamos por la mitad, de modo que puedas tener tres huecos, le das la vuelta y pintamos todo de negro. Luego pegamos unos ojos adhesivos en el centro, unos pequeños colmillos hechos de goma eva, y ya podemos colgar nuestro murciélago de un trozo de cuerda o hilo para decorar la casa.
  2. Esqueleto sobre cartulina: Con una simple tiza, podemos ayudar a los niños a que dibujen un esqueleto sobre una cartulina negra, para decorar las paredes de casa.
  3. Guirnalda de Halloween: Cortamos tiras de cartulina naranja y negra. Luego cerramos en forma circular con la ayuda de una grapadora y luego las vamos uniendo todas, combinando ambos colores, para crear una bonita guirnalda.
  4. Dibujo de una bruja con una mano: Llenamos de pintura verde la mano de los niños. A continuación, estampamos esta sobre un papel y giramos para hacer de la mano puesta del revés, la cara de una bruja. Tan solo tendremos que pintar los ojos, marcar la nariz con uno de los dedos (repasando el contorno en negro) y pintar además un sombrero negro, un poco de pelo de bruja y una escoba.
  5. Fantasma con un plato de cartón o plástico: Tan fácil como darle la vuelta a un plato blanco de plástico, recortamos  una piezas de cartulina negra con forma de ojos y boca y luego pegamos al plato unos trozos de tela en blanco. Pasamos por arriba una cinta o cuerda y ya podremos colgar nuestro fantasma de dónde queramos.
  6. Gato negro con un plato de cartón o plástico: También con un plato podemos hacer un gato negro de Halloween. Cortamos el plato por la mitad pero dándole forma circular para que sea el cuerpo del gato. Luego hacemos la cabeza, la cola y las patas con un poco de cartulina y lo vamos pegando todo al plato, de modo que podamos crear nuestro gato.
  7. Arañas con palitos de helado: Con la ayuda de papá o mamá, los niños tienen que coger tres palitos de helado y cruzarlos de manera que les quede una especie de estrella, que deben pintar de negro. Luego, deben coger un poco de lana blanca e ir enrollando en uno de los palitos y pasar al otro y así sucesivamente para crear una tela de araña. Una vez hayan acabado, pueden recortar un poco de goma eva con forma de araña y pegar en el centro de los palitos.
  8. Araña con un plato de cartón o plástico: Otra manera de hacer arañas de Halloween con los niños, es coger un plato, pintarlo de negro, y luego cruzar varios trozos de lana blanca para crear la tela de araña. Una vez hecho esto, solo nos quedará cortar una cartulina negra en forma de araña y pegamos encima de la lana.
  9. Calabazas con piedras: La calabaza es el símbolo de Halloween. Al margen de tallar uno con los niños, podemos aprovechar las piedras grandes y redondas que tal vez los niños han recogido en el parque para pintarlas de color naranja chillón y una vez se ha secado la pintura, dibujar encima con un rotulador negro, distintas caras similares a las que se dibujan cuando se talla una calabaza.
  10. Una araña con una piña: Si habéis recogido ya algunas de las primeras piñas de otoño, podéis usar una de estas para transformarla en una divertida araña de Halloween. Tan solo tenéis que pegar varios ojos adhesivos sobre el centro de la araña y luego a cada lados, pegáis cuatro trozos de limpiapipas  para que sean las patas de vuestra araña.

Lo último en Bebés

Últimas noticias