Fertilidad

Fertilidad: estilo de vida saludable para favorecer la reproducción

Eliminar sustancias como el tabaco o el alcohol y cuidar la alimentación son algunas de las claves para aumentar la fertilidad en la pareja.

favorecer la reproducción
Cómo mejorar el estilo de vida para favorecer la reproducción

Si estás pensando en quedarte embarazada o ya lo estás intentando con tu pareja, es importante que valoréis el estilo de vida que lleváis ya que de alguna manera, puede marcar la diferencia a la hora de que ese embarazo se produzca. Hablemos a continuación de cuál es el estilo de vida saludable que debes llevar en pro de favorecer la fertilidad y la reproducción.

Fertilidad: estilo de vida saludable para favorecer la reproducción

Comenzar hábitos saludables, o deshacerse de los malos, puede mejorar considerablemente tu salud en general. Y algunos cambios en el estilo de vida pueden promover la fertilidad y favorecer la reproducción tanto en la mujer como en el hombre.

Veamos entonces a continuación, algunas recomendaciones prácticas que pueden ayudar a aumentar la fertilidad de hombres y mujeres.

Cómo mejorar la fertilidad masculina

Quedar embarazada requiere espermatozoides saludables, pero es posible que el esperma se vea afectado por el estilo de vida que lleve el hombre. Estas son algunas de las formas en las que puede ayudar a maximizar la calidad y la cantidad de esperma que produce su cuerpo:

  • Deja de fumar. Los hombres que fuman tienden a tener un recuento de espermatozoides más bajo y es posible que los espermatozoides que producen no se hayan formado correctamente.
  • Perder peso. Estudios sugieren que la obesidad afecta la fertilidad masculina de muchas maneras. El exceso de peso puede provocar cambios hormonales que reducen la fertilidad. También está relacionado con recuentos más bajos de espermatozoides y espermatozoides que no se mueven lo suficientemente rápido.
  • Reduce el consumo de alcohol. Es poco probable que una cerveza o una copa de vino dañen la producción de esperma. Pero beber con frecuencia puede reducir los niveles de testosterona, reducir el recuento de espermatozoides y causar disfunción eréctil .
  • No consumas drogas. Hay muchas razones bien conocidas para evitar el consumo de drogas ilegales, pero a menudo se pasa por alto su impacto en la fertilidad masculina. El consumo de cocaína y marihuana puede reducir la cantidad y la calidad del esperma, y ​​los esteroides anabólicos pueden encoger los testículos. Si toma medicamentos legales (como medicamentos recetados o suplementos a base de hierbas), se debe consultar al médico o un especialista en fertilidad para asegurarse de que no afecten la producción de esperma.
  • Practicar sexo seguro. Las relaciones sexuales sin protección, especialmente con múltiples parejas, aumentan la posibilidades de contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Los hombres infectados con una ETS como clamidia o gonorrea pueden experimentar problemas de fertilidad. Estos incluyen bajo recuento de espermatozoides, escaso movimiento de los espermatozoides y fragmentación del ADN de los espermatozoides.
  • Evita el calor. Las temperaturas elevadas, especialmente alrededor del  escroto, pueden reducir la producción de esperma. Muchos médicos recomiendan que limitar el tiempo en los jacuzzis y saunas. También se deben evitar los pantalones ajustados o colocar el ordenador portátil directamente en el regazo durante el uso.

Cómo mejorar la fertilidad femenina

Puede que siempre se hable del estilo de vida saludable que la mujer debe llevar cuando se queda embarazad, pero se habla menos de las opciones de estilo de vida que pueden mejorar la fertilidad y la reproducción.

Adoptar estos hábitos saludables que os enumeramos, pueden aumentar las posibilidades de quedar embarazada, favorecer la reproducción y ayudar a la mujer a preparar el escenario para un embarazo más saludable:

  • Dejar de fumar. Estudios han demostrado que fumar envejece los ovarios y disminuye el suministro de óvulos. También daña el cuello uterino y las trompas de Falopio y aumenta el riesgo de embarazo ectópico y aborto espontáneo.
  • Mantener un peso saludable. La obesidad puede dañar la salud de varias maneras, incluida la interferencia con la ovulación. Pero las mujeres que tienen un peso muy bajo también tienen un mayor riesgo de tener problemas de ovulación. Ya sea que se necesite perder peso o aumentarlo, es necesario tener un índice de masa corporal (IMC) saludable para ayudar a mantener una ovulación normal.
  • Reducir el consumo de alcohol. Es de conocimiento común que las mujeres no deben beber alcohol durante el embarazo. Pero es posible que no sepas que beber con frecuencia antes del embarazo está relacionado con trastornos de la ovulación. Si está tratando de quedar embarazada, trata de evitar el alcohol por completo.
  • Limitar el consumo de cafeína. Los científicos aún no están seguros de cuánta cafeína es «demasiada» cuando se trata de infertilidad. No es necesario que se descarte la cafeína por completo, pero habrá que limitar su consumo diario de cafeína a 200 mg por día, especialmente cuando se está tratando de concebir.
  • Practicar sexo seguro. Tener relaciones sexuales sin protección, especialmente con múltiples parejas, aumenta las posibilidades de contraer clamidia, gonorrea u otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Estas infecciones pueden dañar permanentemente las trompas de Falopio y el útero.

Otros consejos para la pareja

A los mencionados, específicos para el hombre y para la mujer, se pueden enumerar otros consejos para llevar un buen estilo de vida en pro de mejorar la fertilidad de la pareja. Son estos:

  • Modificar la dieta. Si vuestra apretada agenda os obliga a comer productos envasados ​​y otros alimentos procesados ​​preparados, es posible que vuestros cuerpos no obtengan la nutrición que necesitan. Preparar más comidas en casa y agregar más frutas y verduras frescas, granos integrales y proteínas magras a la dieta es lo ideal y necesario. Además de nutrir el cuerpo, se puede perder el exceso de peso y ganar energía a lo largo del camino.
  • Reconozcer y controlar el estrés. Ninguno de nosotros puede evitar el estrés. Pero para algunas parejas, tratar de quedar embarazada puede causarles más preocupación o ansiedad, especialmente si uno o ambos tienen inquietudes acerca de la infertilidad. Si sientes que el estrés está afectando tu salud o tu relación, considera hablar con un consejero o psicólogo autorizado que pueda ayudaros con las estrategias de afrontamiento. También puedes disfrutar probando nuevas actividades que pueden ayudar a aliviar el estrés, como el yoga, la meditación o los masajes.
  • Aumentar el ejercicio. La actividad física moderada, como dar un paseo con tu pareja después de la cena, puede hacer maravillas por vuestra salud. El ejercicio regular no solo ayuda a promover la pérdida de peso y un cuerpo más saludable, sino que también puede ayudar a aliviar el estrés.

Lo último en Bebés

Últimas noticias