Embarazo

Embarazo: los mejores remedios naturales para una mejor digestión

Comer frutas y verduras que son más fáciles de digerir y tomar infusiones son solo algunos de los remedios caseros para poder mejorar la digestión durante el embarazo.

remedios caseros
Descubre algunos de los mejores remedios caseros para poder mejorar la digestión durante el embarazo

Tener una mala digestión durante el embarazo es algo habitual. Los distintos cambios hormonales, e incluso que cambiemos nuestra dieta (por una mejor) puede provocar molestias o incluso dolor gastrointestinal. Para aliviar estas molestias, nada como recurrir a algunos de los remedios caseros y naturales para mejorar la digestión durante el embarazo que os presentamos a continuación.

Los nueve meses de un embarazo, suponen un periodo en la vida de una mujer de cambios y emociones y aunque todo ello puede ser algo mágico, lo cierto es que también se pueden producir momentos de incomodidad como las náuseas, el estreñimiento o las dificultades digestivas, que hacen que la espera sea algo más pesada.

Embarazo: los mejores remedios caseros para una mejor digestión

remedios caseros

A pesar de que nuestro estómago esté acostumbrado a ciertos alimentos, durante el embarazo puede ocurrir hinchazón abdominal, opresión en el abdomen e incluso reflujo gástrico, todos los síntomas que suelen relacionarse con una mala digestión.

Obviamente, cuando se espera un bebé, la lista de productos que se pueden usar para aliviar el problema se acorta drásticamente, ya que algunos medicamentos, incluso los que son naturales, pueden interferir con la salud del feto. Sin embargo, sí que tenemos a nuestro alcance algunos remedios caseros que también son buenos para las mujeres embarazadas, métodos que aunque son antiguos son muy efectivos para digerir y enfrentar mejor las comidas serenamente.

En primer lugar, es una buena regla comer poco y con frecuencia, para no hacer que el estómago se sienta pesado y permitir que se digiera más rápido. Por otro lado es importante tener en cuenta que los alimentos que elijamos deben ser aquellos de fácil digestión, como frutas frescas y verduras cocidas, preferiblemente al vapor.

También es importante alentar el tránsito intestinal, tomando fibra y agua, así como jugos, tés de hierbas y sopas. Si elegimos las infusiones, aquellas que resultan excelentes para la digestión son las de laurel , jengibre y limón, pero podemos tomar también té de hinojo. Todos estos son  de hecho, los alimentos y los ingredientes que las futuras madres pueden tomar de manera segura.

Al margen de la alimentación, una buena digestión durante el embarazo puede conseguirse también, gracias a practicar todos los días un poco de ejercicio ligero, como por ejemplo una pequeña caminata o hacer un poco de gimnasia suave. El movimiento físico supondrán una ayuda adicional contra la digestión lenta en el embarazo. También podemos hacernos un masaje abdominal para relajar y estimular los procesos digestivos de nuestro cuerpo que por el embarazo, digiere y procesa la comida mucho más lentamente.

Finalmente, recuerda que es importante a la hora de comer, masticar bien cada bocado, algo que ayudará no solo a tragar menos aire, sino también a obtener la comida más picada y, por lo tanto, más fácilmente digerible en el estómago.

Lo último en Bebés

Últimas noticias