Cuidados del bebé

Portabebés: guía para comprar un fular

Elásticos, rígidos o con anillas, estos son los tres tipos de fulares que podemos comprar como portabebés para llevar al bebé.

portabebés
Descubre qué tipo de fular es el mejor para llevar al bebé

Los portabebés parecen estar más de moda que nunca. Son cómodos, nos permiten una conexión total con el bebé en todo momento y además son fáciles de poner por lo que parecen ser la solución cuando no queremos cargar con un carrito de paseo o si por ejemplo tenemos que hacer la compra y deseamos las manos libres para llevar lo comprado. Entre los diversos portabebés, el fular es quizás uno de los más populares y económicos por lo que os ofrecemos ahora una guía de compra para que sepáis en qué consiste y qué tipos podemos encontrar.

Portabebés: guía para comprar un fular

Entre los portabebés más populares destacan como no, aquellos que son como una especie de mochila aunque estos resultan más caros y además suelen dar más calor y puede que no sean tan prácticas cuando el bebé es muy pequeño. Una buena alternativa son los fulares que podemos colocar fácilmente, y que resulta un soporte adecuado para el recién nacido desde los primeros días pero también para los niños mayores (hasta los dos-tres años) , ya que se adapta perfectamente al cuerpo y al crecimiento de el niño.

Al igual que el portabebés, el fular también permite un contacto físico cercano entre los padres y el niño y, por lo tanto, promueve el vínculo entre padres e hijos.

Qué fular debemos comprar

Para poder comprar un fular que sea adecuado a vuestras necesidades, tenéis que saber que actualmente en el mercado podemos encontrar de tres tipos. Está el fular que es largo y elástico, el que es sencillamente rígido y largo o el de anilla. Entonces ¿cuál debemos elegir?.

  • Fular elástico y largo:  hecho de material sintético, este tipo de fular es más una banda que puede alcanzar una longitud de 5,5 metros. Es posible usarlo desde el nacimiento hasta que el niño alcance un peso de 8-10 kg . La elasticidad de la tela permite una perfecta adaptación al cuerpo de los padres y un contacto óptimo con el cuerpo del niño pero conlleva el que notemos que siempre va bastante apretada debido precisamente a su elasticidad. Posiblemente si tienes problemas de espalda, llevar este tipo de fular te resulte algo molesto. Entre los muchos modelos os recomendamos los de la marca Kangura.
  • Fular largo y rígido:  hecho de lino, algodón o cáñamo en tres longitudes diferentes, es muy resistente y te permite llevar incluso a niños mayores sin deformar la tela. Su uso es inicialmente más difícil y requiere un poco más de práctica. Este tipo de banda permite sujetar en la parte delantera, lateral y trasera, garantizando siempre una excelente comodidad para el niño y también para tu espalda. Entre los muchos modelos os recomendamos los de la marca Little Frog.
  • Fular con anillas: este tipo de fular está compuesto por una parte de tela que pasa por 2 anillas metálicas hipoalergénicas formando una especie de hamaca en la que se coloca al niño. Es el fular o faja portabebés más sencillo de llevar, se puede utilizar y a partir del cuarto / quinto mes , preferiblemente lateral y permite amamantar fácilmente. La distribución asimétrica del peso hace que no sea recomendable para un uso prolongado para evitar problemas de espalda. Entre los muchos modelos os recomendamos los de la marca Quokkababy .

Teniendo en cuenta que las necesidades del bebé y las de los padres y madres cambian con el tiempo, es recomendable utilizar el fular elástico en los primeros meses de vida y alternar entre las rígidos y el de anillas en los meses siguientes, según las situaciones que surgen en el transcurso del día y cuánto tiempo necesita el bebé para permanecer en el portabebés.

Lo último en Bebés

Últimas noticias