Cuidados del bebé

Cómo hacer un gimnasio para bebés

Descubre cómo puedes hacer un gimnasio casero para que los bebés jueguen y se diviertan mientras están tumbados y todavía no caminan.

gimnasio bebés
Descubre todos los pasos para hacer un gimnasio para bebés casero

Desde que son bebés, los niños requieren de diversas distracciones que de alguna manera les permiten comenzar a desarrollarse y en este sentido podemos recurrir a los gimnasios para bebés, que aunque se venden en tiendas para bebés o de juguetes, también lo podemos hacer nosotros en casa de forma fácil. Veamos a continuación, cómo hacer un gimnasio para bebés.

Un gimnasio para bebés no es más que una pequeña mantita que podemos colocar en el suelo junto a varios juguetes, que además suelen presentarse en una pequeña estructura que permite que queden colgando para que de este modo, el bebé (tumbado en el centro), los pueda tocar con sus piececitos o también, con las manos.

Cómo hacer un gimnasio para bebés

gimnasio bebés

Con un gimnasio para bebés, el niño pasará tiempo moviendo sus brazos y piernas y de este modo, va a poder descubrir los juegos suaves o sonoros con los que va a comenzar a desarrollar sus sentidos. El gimnasio DIY es una solución creativa útil para estimular las habilidades táctiles y el desarrollo del pequeño, y es perfecto para niños de hasta un año de edad. Veamos entonces cómo hacerlo paso a paso.

Materiales

  • Hula hoop
  • Cubierta suave de forma cuadrada
  • Juguetes sensoriales
  • Muñecos de tela
  • 4 tapas grandes de botellas de plástico
  • Cúter
  • Lana
  • Silicona caliente
  • Dos perlas grandes o dos cuentas
  • Alambre de metal

Pasos

  1. Comenzamos a hacer nuestro gimnasio para bebés, cortando el hula hoop por la mitad, y luego hacemos cortes en las cuatro esquinas de la manta que hayamos elegido.
  2. La manta es mejor que la doblemos por la mitad, y le demos una forma cuadrada de 75×75 cm. 
  3. En cada esquina de la manta cortada, tenemos que hacer un pequeño agujero y dentro de este colocamos uno de los tapones de plástico y para que queden fijos, tenemos que pegarlos con silicona caliente.
  4. Luego pegamos los extremos del hula hoop en los 4 agujeros, y a continuación, marcamos el centro de los dos arcos de plástico con el marcador y hacemos un agujero en cada uno de los arcos con el taladro (o punzón).
  5. El siguiente paso consistirá en insertar el cable de metal en los agujeros para unirlos juntos en la cruz. Luego fijamos los dos arcos con dos perlas grandes que tienen que ir dentro del agujero de cada arco, por arriba y por abajo y atamos bien el hilo dentro de los agujeros para evitar crear áreas que puedan rayar. Ahora tu gimnasio se convertirá en plegable, de modo que lo podamos guardar más fácilmente.
  6. En este punto de la creación de nuestro gimnasio casero, tan solo nos quedará usar un poco de lana para sujetar juguetes de goma colgantes, muñecos,juguetes blandos, anillos de madera, juguetes sonoros, flexibles y luminosos, incluso si quieres puedes colocar un espejo de juguete para que el bebé se pueda ver. El niño se divertirá extendiendo sus manos para agarrar, arrugar y arrojar los objetos que colguemos.

Lo último en Bebés

Últimas noticias