Orzuelo en niños

orzuelo
Orzuelo en niños
Comentar

Descubre a fondo qué es, qué lo causa o cómo tratar el orzuelo en niños

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos que más deben cuidar los padres respecto a sus hijos es la salud. Por eso, mientras más información tengan al respecto mejor. De ahí que les interese, por ejemplo, conocer qué es el orzuelo en niños, qué lo causa, sus síntomas más notables e incluso la mejor manera de tratarlo.

Sigue leyendo y conocerás todos esos datos.

¿Qué es el orzuelo en niños?

Lo primero que tenemos que hacer es conocer qué es el orzuelo. En este caso, podemos exponer que se trata de un absceso que se forma en la zona del párpado, es una protuberancia que se produce por una glándula de tipo sebáceo que se inflama, por regla general, como consecuencia de una bacteria.

No obstante, hay dos causas que pueden provocar esa situación:

  • Una blefaritis crónica que, por regla general, viene afectar a los dos ojos.
  • Bacterias que se encuentran en la nariz y en la piel, los llamados estafilococos. Esos, por regla general, son inofensivos y no traen consigo ningún tipo de problema. No obstante, en ocasiones, al tocarse los ojos con las manos sucias se puede producir el mencionado orzuelo.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que hay dos tipos de orzuelos: el externo y el interno, que es más doloroso que el anterior.

Principales síntomas

Además de todo lo indicado, tenemos que establecer que son varios los síntomas que vienen a dejar constancia de que un menor puede sufrir el mencionado absceso. En concreto, entre los más frecuentes se encuentran la hinchazón y el enrojecimiento del párpado, el lagrimeo del ojo o de los ojos así como cierto dolor.

En concreto, el proceso da comienzo con el enrojecimiento y la hinchazón del párpado, luego se puede llevar a sentir dolor y a experimentar lagrimeo. Síntomas que propiciarán la aparición del absceso y luego de la correspondiente pus.

Tratamiento

orzuelo
Es necesario acudir al pediatra para que establezca un tratamiento

Cuando se sospecha que el niño puede tener un orzuelo, lo que hay que hacer es llevarlo al pediatra para que este puede establecer el diagnóstico más certero. En el caso de que descubra que sí lo sufre, observando el párpado de aquel, determinará el tratamiento más adecuado. Por regla general, este consistirá en la utilización de una pomada antibiótica.

No obstante, también puede indicar a los padres del paciente que le apliquen en el orzuelo compresas húmedas y calientes. Estas deberán permanecer en la zona durante diez minutos aproximadamente. Esta medida, que ayudará de forma notable a facilitar la desaparición de esa infección, se debe llevar a cabo entre tres y cuatro veces al día.

Otros datos de interés

Aunque los que te hemos dado a conocer son los aspectos más significativos que hay que conocer sobre el orzuelo en niños, no podemos pasar por alto otros aspectos tales como los siguientes:

  • Es importante no demorar la visita al pediatra si el pequeño tiene más de un orzuelo a la vez, si ese es muy grande o incluso si se presenta en la zona interior del párpado. De la misma manera, no podemos pasar por alto que también es necesario acudir al médico cuando el menor sufra este tipo de abscesos con cierta frecuencia.
  • Es fundamental que el niño no se toque el orzuelo porque si lo hace lo único que va a conseguir es empeorar la situación e infectarlo aún más. De la misma manera, se recomienda que se lave las manos con mucha frecuencia.
  • Además de los síntomas indicados, puede suceder que el menor tenga sensibilidad a la luz y que le aparezcan legañas en el entorno de los párpados. En algunos casos, el orzuelo puede llegar a afectar a otras zonas como la mejilla, por ejemplo.
  • Existen distintos trucos caseros también para tratar este problema de salud que nos ocupa. En concreto, consiste en aplicarse sobre la protuberancia una compresa mojada en una mezcla de agua y manzanilla. Esa compresa deberá permanecer en la zona durante unos diez o quince minutos y esta medida, para que pueda resultar efectiva, es necesario proceder a repetirla dos o tres veces al día.
  • En casos muy concretos, el médico puede tomar la decisión como tratamiento una abertura para proceder a vaciar lo que es el orzuelo. De la misma manera, para conseguir dictaminar la mejor pomada a usar puede presionar un poco la pus para descubrir, mediante la obtención de una muestra, la bacteria que ha provocado esa situación.

Temas

Últimas noticias