Noticias

¿Por qué es hermoso ser tía?

tia-hermoso
0 Comentar

Muchas son las alegrías que nos da la vida y, sin lugar a dudas, una de las más grandes y especiales de todas es la de ser tía. Y es que desde el momento en el que descubres que un sobrino viene en camino cuentas los días, las horas y los minutos que faltan para poder tenerlo en brazos, darle cariño, jugar con él…

Ser tía es hermoso, lo es por muchas y variadas razones como estas, con las que seguro te identificas si tú también lo eres:

1-Te sirve para saber qué es el amor incondicional

Quien tenga la suerte de ser tía seguro que estará de acuerdo en que asumir ese rol le ha valido para aprender realmente qué es el amor incondicional. Y es que, desde el momento que tiene a su sobrino o sobrina en brazos, sabe que lo quiere por encima de todo y de una forma absolutamente desinteresada. No espera nada a cambio, sólo desea demostrarle cuánto lo quiere, protegerle, cuidarle, divertirle…

2-Te hace volver a ser una niña

De manera indiscutible, ser tía se convierte en una especie de viaje en el tiempo porque permite volver a sentirse una niña. Sí, estar con los sobrinos es comportarse como en la infancia, divertirse con los mismos juegos, cantar las canciones del corro, ser capaz de pasarlo en grande únicamente con un balón, hacer un sinfín de tonterías y tener energías que parecen inagotables.

Eso sí, cuando te marchas a tu casa, te das cuenta que, aunque te has comportado como una pequeña más, tu cuerpo no es el mismo que el de tu infancia porque sencillamente estás…agotada, pero muy feliz.

tia-4

3-Una sonrisa, un beso o un abrazo de tu sobrino te alegra el día

En una sociedad como la nuestra donde cada vez más priman las cosas materiales, que son a las que se les da importancia y valor, convertirse en tía es una bofetada de realidad. Sí, es una manera de aprender que ningún objeto puede ser tan vital y nos puede hacer más felices que un gesto de cariño de nuestro sobrino o sobrina. Estos pequeños son los únicos que pueden llenarnos de una inmensa alegría en el día con una de sus sonrisas, con un beso, con un abrazo sincero o sencillamente con un “te quiero”. Eso sí que no tiene precio.

4-Cuidar a los pequeños es volver a cuidar de tu hermano/a

De la misma manera, todas las que tenemos el privilegio de ser titas seguro que estamos de acuerdo en que cuidar a nuestros sobrinos es una manera de volver a fortalecer nuestros vínculos afectivos con nuestros hermanos, con sus papás. Y es que cuidar de los pequeños de la casa nos hace volver a recordar cuando décadas atrás lo hacíamos de los hermanos, cuando intentábamos que estuvieran siempre bien, cuando nos peleábamos en el recreo si alguien se metía con esos, cuando les ayudábamos a cruzar la calle…Eso es así porque miramos a los sobris a los ojos y vemos a sus padres, a esas personas que han sido, son y serán tan imprescindibles en nuestra vida, por siempre y para siempre.

tia-1

5-Aprendes que la palabra más dulce es “tita”

Tener sobrinos es, de igual modo, una manera de aprender cuál es la palabra más bonita de todo nuestro idioma. ¿No sabes cuál? Sin lugar a dudas, “tita”. La primera vez que la escuchamos salir de la boca de esos pequeños nos derrite, hace que nos emocionemos y que no podamos más que abrazarlos, besarlos y sentirnos realmente orgullosas de que nos reconozcan.

Pero todos esos sentimientos permanecen siempre. Así, desde ese mismo momento, descubrimos que cada vez que nos llaman de esa manera nos alegran el día. Y lo consiguen porque es una palabra familiar, cariñosa y que, entre otras muchas cosas, viene a dejar claro que somos especiales en sus vidas.

tia-3

6-Los sientes parte de ti

Tus sobrinos no son tus hijos, eso está claro, pero eso no impide que los sientas como parte fundamental de ti. No los has parido, pero eso no es ningún obstáculo para que, desde el momento que les ves el rostro y que puedes por fin tenerlos en brazos, sientas que ya son y serán para siempre parte de tu vida. Los sientes en la piel, los llevas en el corazón y siempre los tienes en la cabeza, por más distancia física que exista entre ambos.

Los quieres, los echas de menos cuando no los tienes al lado, te duele cuando se ponen enfermos, te ríes con sus ocurrencias, te encanta jugar a cualquier cosa con ellos, te emociona que te llamen y te cuenten qué les ha pasado en su día a día….Son tus sobrinos y tienen parte de tu alma. Son tus sobrinos y desde que vienen al mundo sabes que tu vida tiene otro sentido gracias a ellos. Ser tía es una de las mejores cosas que te ha pasado.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias