inseguridad ciudadana

Esto es lo que soportan los vecinos de Es Jonquet en Palma cada fin de semana: una disco al aire libre

La Plaza del Vapor se convierte en el epicentro de la juerga desde primera hora de la tarde hasta la madrugada

El alcalde Hila mantiene la semana de fiesta nocturna LGTBI en Sa Feixina pese a la oposición del vecindario

Un vecino del ruidoso barrio de Santa Catalina de Palma: «La zona está dejada de la mano de Dios»

Ver vídeo

La popular Plaza del Vapor del barrio de Es Jonquet en Palma se convierte cada fin de semana en una discoteca al aire libre ante la pasividad de la Policía Local y del Ayuntamiento, que condena a los residentes a soportar toda clase de ruidos y excesos provocados por la presencia masiva de público en bares, terrazas y restaurantes de la zona.

La historia se repite noche a noche, en especial viernes noche y sábado desde mediodía hasta altas horas de la madrugada, y las concentraciones en calles y plazas dejan múltiples restos de botellones y toda clase de basuras y desechos.

Si bien ahora el gobierno municipal promete presencia policial cada fin de semana, la realidad es que pese a las quejas y protestas vecinales por los ruidos que soportan bajo sus casas cada fin de semana, el Ayuntamiento de Palma convertirá la mayor plaza de Santa Catalina, Sa Feixina, en epicentro festivo del movimiento LGTBI, entre el 18 al 25 de junio.

Desde las seis de la tarde y hasta la una de la madrugada se celebrarán todo tipo de propuestas y conciertos, tal y como hoy ratificó en rueda de prensa el portavoz del equipo de gobierno, Alberto Jarabo.

El concejal de Participación Ciudadana de Podemos tiró de su discurso de manual sobre la «necesaria convivencia» entre el derecho al ocio y al descanso y la promesa del gobierno municipal de redoblar la presencia policial en la zona, aunque el pasado sábado la efectividad fue nula, como denunció la entidad Barrio Cívico Santa Catalina.

Hoy, precisamente, esta entidad ha hecho público un comunicado en el que expresa su oposición «a que se emplee Sa Feixina para hacer celebraciones, porque no podemos más. El Ayuntamiento, en particular el alcalde, los regidores con competencias en estas materias y la Policía Municipal hace muchos de años que lo saben perfectamente y nos duele que no se tenga la más mínima consideración con el vecindario».

Por ello, lamentan que «no se nos ha informado ni escuchado ni, obviamente, se han tenido en cuenta las quejas que, desde hace mucho tiempo, hacemos tanto particulares como asociaciones relativas al ruido, la invasión del espacio público por intereses privados, la suciedad y, en definitiva, la conversión de un barrio residencial en un parque temático».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias