baleares

Los docentes de PLIS denuncian que los sindicatos no pueden dictar la política lingüística del Govern

Critican que la denominada comunidad educativa se oponga a la libre elección de lengua

Acusan al sindicato UOB de adoctrinamiento y de comportarse como un agente político más

Docentes PLIS, Baleares lengua
Pancartas y camisetas contrarias a la libre elección de lengua en el IES Pau Casesnoves de Inca.

La asociación de docentes PLIS, una plataforma que reivindica una escuela bilingüe como lugar de aprendizaje y no como un medio de instrumentalización, denuncia que los sindicatos de la enseñanza no pueden dictar la política lingüística del Govern balear de Marga Prohens.

Todo ello a raíz de la «polvareda mediática» provocada por la bienvenida ofrecida ayer por la junta directiva y algunos profesores del IES Pau Casasnovas de Inca al conseller de Educación del PP, Antoni Vera, al que esperaban «ataviados con camisetas verdes y con carteles colgados del techo» donde mostraban su desacuerdo por los 20 millones de euros destinados al plan piloto voluntario de libre elección de lengua, aprobados en los últimos presupuestos autonómicos.

Como ejemplo, la entidad apunta lo sucedido con el sindicato docente UOB, que emitía ayer una nota de prensa «que sólo puede catalogarse de delirante», según la plataforma docente, en la que, «una vez más, se extralimita en sus funciones que como sindicato le corresponden y que no son otras que velar por las condiciones laborales de los docentes».

En dicho comunicado, titulado Contra el català i la llibertat de pensament, «la UOB no sólo se comporta como un agente político más, sino que reivindica pública y abiertamente su derecho a serlo y ejercer de tal», aseguran desde la asociación PLIS.

Entre otras cuestiones porque, según detallan, «defiende el derecho a hacer manifestaciones políticas delante de los alumnos, algo que no considera pernicioso; interpela directamente a una diputada autonómica; habla en nombre de una comunidad educativa a la que naturalmente suplanta y pretende dictar una competencia exclusiva del Govern como es la política lingüística, afirmando que la comunidad educativa se opone a la libre elección de lengua aunque dependa de la opinión de los padres, de la autonomía del centro o de la voluntad divina».

Para PLIS, el sindicato UOB, que califica a Vox como partido de ultraderecha, «insulta gravemente a una formación política tildándola además de fascista» y «se arroga la representación de la comunidad educativa, y en base a esa burda apropiación interpela a una diputada autonómica, insulta gravemente a su formación política y deslegitima que el Govern pueda dictar la política lingüística que considere más apropiada».

En relación a la protesta de ayer de sindicalistas separatistas docentes del instituto de Inca Pau Casasnovas contra el conseller de Educación, Antoni Vera, en contra de la libre elección de lengua, la presidenta del Govern, Marga Prohens, ha manifestado que el Ejecutivo «no sólo escucha, sino que pacta con los sindicatos».

La número uno del Ejecutivo balear ha precisado que los representantes de los docentes «venían pidiendo desde hace más de un año que volviéramos atrás en las competencias que pudiéramos de la nefasta Lomloe» y ha recordado, la mejora de las condiciones laborales del profesorado de la escuela pública y concertada en lo que va de legislatura.

Además, Prohens ha asegurado que el conseller de Educación «está permanentemente en las diferentes mesas sectoriales y de diálogo en una situación de total tranquilidad y normalidad».

Respecto a lo sucedido ayer en Inca, la diputada de Vox en el Parlament, Manuela Cañadas, ha exigido al conseller Vera que «ordene» al director del IES Pau Casesnovas de Inca el «fin del adoctrinamiento político» que considera que existe en el centro educativo después de que se exhibieran pancartas y camisetas contra la libre elección de lengua, algo que, según Cañadas, es «inaceptable e inasumible» porque, como ha recordado, «los docentes están para enseñar y no para adoctrinar».

Por su parte, el grupo municipal de Vox en Inca ha criticado el «adoctrinamiento» existente en el instituto del municipio «contrario a la libre elección de lengua que se aplicará en Baleares» como se puso de manifiesto en la visita del conseller de Educación.

Asimismo, el Foro Baleares ha pedido al conseller Vera que abra un expediente sancionador contra el director del IES Pau Casasnoves de Inca, Antoni Garau Ramon, por colgar consignas políticas dentro del instituto.

A su juicio, una de las funciones que debe cumplir un director de instituto es «garantizar la neutralidad ideológica del mismo». «Esto no ha ocurrido, por eso exigimos al señor Vera que tome cartas en el asunto para evitar que se repitan hechos similares en el futuro», han apostillado desde esta entidad.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias