crisis energética

Los distribuidores de Baleares no se suman a la huelga de transportistas pero exigen ayudas a Armengol

Distribuidores Baleares huelga
Tolo Servera, presidente de la Asociación de Empresas de Distribución de Baleares.

La Asociación de Empresas de Distribución de alimentos, bebidas y limpieza (ADED) no se sumará a la huelga del día 28 de marzo convocada por la Agrupación de Transportes de Mercancías de Baleares-FEBT.

En un comunicado, esta entidad presidida por Tolo Servera, manifestó su rechazo a este paro porque «creemos que es momento de mantener la tranquilidad en beneficio del inicio de la temporada, pero exigimos el mismo trato que van a tener otros sectores, tanto desde el Govern como las que tiene previstas pedir la presidenta Armengol al Gobierno central», apuntaron.

La entidad, que no ha sido convocada hasta la fecha por el Ejecutivo balear a ninguna reunión, pese al riesgo real de desabastecimiento que pesa sobre las Islas por la huelga nacional de transportistas, exige para sus asociados las mismas ayudas que se están planteando para otros colectivos para capear la situación que se está viviendo en las últimas semanas, «porque somos el colectivo que cuenta con mayor número de vehículos de reparto y comerciales».

Desde ADED, que agrupa a más de 90 empresas de distribución de toda Baleares, se incidió en que «hemos solicitado diferentes reuniones, tanto con la presidenta del Govern, Francina Armengol, como con diferentes consellers, en las que esperamos poder explicarles de manera minuciosa cuáles son nuestras preocupaciones», cosa que, hasta la fecha, no han podido realizar por falta de interlocutor en el Ejecutivo balear.

No obstante, manifestaban en el comunicado su esperanza de «poder tener esos encuentros lo antes posible, para transmitirles la situación delicada que estamos viviendo».

Y es que, como recuerdan los distribuidores de las Islas, al tener la mayor flota de vehículos, son los «más perjudicados en la subida del precio del combustible». Por ello expresan la necesidad de seguir realizando su actividad «a pleno rendimiento, manteniendo nuestras cámaras de frío completamente operativas, y nuestros almacenes llenos, para mantener los productos a punto para cuando se inicie la temporada turística».

Tras el anuncio de la convocatoria de la huelga por parte de los transportistas de Baleares para el día 28 por el alza indiscriminada del precio del combustible y de la energía, el Govern de Armengol sigue sin mover ficha y no ha anunciado medida concreta alguna para atajar esta situación, manteniéndose a la espera de las decisiones que adopte, a final de mes, el Gobierno de Pedro Sánchez.

Lo único que ha manifestado el Ejecutivo balear hasta la fecha es «el deseo de llegar a una solución y estar al lado de los transportistas», tal y como afirmó el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, tras reunirse con representantes de este colectivo.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias