Vivienda

Armengol deja a 8.000 baleares sin cobrar las ayudas al alquiler mientras gasta 14 millones en altos cargos

3.000 familias no han recibido las subvenciones de 2020 mientras la convocatoria de 2021 aún está sin resolver

El Govern rechaza poner una fecha para su desembolso mientras el PP califica el retraso de "indecente"

Baleares es la comunidad que más ha subido el precio de los alquileres de viviendas desde 2015

Armengol altos cargos alquiler
La presidenta del Govern, Francina Armengol, en el reciente acto de entrega de las llaves de ocho VPO en Palma.

En la comunidad autónoma con el precio de la vivienda más alto de España y los alquileres disparados, el Govern balear presidido por la socialista Francina Armengol  que gasta 14 millones de euros anuales en pagar sus 202 altos cargos políticos colocados a dedo por la coalición con independentistas de Més y Podemos, tiene casi 3.000 ayudas concedidas para el alquiler en 2020 pendientes de abonar (de un total de 8.300 beneficiarios), y no ha sacado aún tan siquiera el listado de la convocatoria de 2021.

Unas ayudas por un importe total de nueve millones de euros imprescindibles para que más de 8.000 familias de Baleares beneficiarias de estas subvenciones puedan hacer frente al desembolso que le supone el alto coste del alquiler, que en un 40% cubrirá esta aportación de las arcas autonómicas con carácter general y hasta la mitad del total de la renta en el caso de jóvenes y mayores de 65, con un máximo de 3.000 euros en todos los casos.

Pero con el primer trimestre de 2022 iniciando ya su recta final, el Gobierno balear se niega a fijar fecha para la liquidación de las ayudas pendientes de pago, y menos aún, para hacer efectivo el desembolso de la convocatoria del año pasado, pendiente aún de resolución.

Y ello pese a que su convocatoria como ocurre con estas cuestiones fue anunciada a bombo y platillo por el conseller socialista de Vivienda, Josep Marí, en julio de 2021. Aunque el plazo de presentación de solicitudes concluyó el pasado 15 de noviembre, el Govern continúa sin comunicar nada a los interesados, y no se compromete a su pago en una fecha determinada.

De hecho el Parlament balear, con los votos en contra de las tres formaciones que componen el Ejecutivo, rechazó recientemente una propuesta presentada por el diputado del PP Lluís Camps en la que se instaba al Govern a pagar las ayudas pendientes y comprometidas en 2020 antes de final de este mes de marzo, y las del año pasado, en mayo de 2022.

Como afirmó en esa sesión el diputado popular poniendo en cuestión la raquítica política de vivienda impulsada por el gobierno de Armengol, en Baleares, «ni hay más casas para alquilar, ni ha reducido las listas de espera» del Instituto Balear de la Vivienda con más de 8.000 demandantes de una vivienda pública, «ni bajado los precios de alquileres y ni pagan a tiempo las ayudas. No cumplen plazo alguno».

En este sentido Camps lamenta «la situación limite que viven miles de familias en Baleares» mientras el Govern cuyos dirigentes «se llenan la boca hablando de agilización de la Administración y de los trámites en una cuestión tan imprescindible como ésta, no haya sacado ni la convocatoria del año pasado y queden tantas por pagar de 2020. Esto no es de recibo», apunta el diputado popular.

Por ello califica de «inmoral» e «insostenible» que el Govern gaste 14 millones en altos cargos cada año y deje de atender estas necesidades básicas para tantas familias. «Con el dinero que se podría destinar a ayudas sociales tan solo reduciendo consellerías y altos cargos, y se niegan sistemáticamente una y otra vez».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias