Un padre olvida a uno de sus dos hijos después de repostar en una gasolinera de Málaga

Gasolinera Málaga
Gasolinera (Foto: GETTY/ISTOCK).

Una niña de siete años entraba el pasado domingo, alrededor de las 15:00 horas, a una gasolinera de Las Pedrizas, en Málaga, sollozando y nerviosa. Tras preguntarle el empleado el motivo de su preocupación, la pequeña manifestó que estaba sola. Su padre se había olvidado de ella tras parar a repostar.

Tras emprender su viaje, el progenitor se percató de la ausencia de la niña y procedió a dar la vuelta inmediatamente, tal y como ha adelantado este  martes Diario SUR. El padre había circulado ya durante varios kilómetros cuando se dio cuenta del olvido.

Junto a él, en el coche, su otro hijo, de 14 años. Sorprendentemente, ninguno de los dos fue consciente de que en el vehículo faltaba una persona. Un despiste que finalmente quedó en un simple susto, ya que la familia pudo reagruparse para continuar su viaje sin mayores problemas.

Cuando el trabajador de la estación de servicio tuvo constancia de los hechos, dio aviso inmediato al Servicio de Emergencias 112 Andalucía que, acto seguido, se puso en contacto con la Policía Local de Casabermeja.

Los agentes se presenciaron con rapidez en la gasolinera, situada en la AP-46 en sentido Málaga y ubicada en el término municipal de la citada localidad. Allí procedieron a tranquilizar a la niña e intentar averiguar lo ocurrido. Poco después, el padre llamó al negocio para explicar lo sucedido e indicar que ya se encontraba de regreso para recogerla.

El progenitor declaró a los policías que se encontraba de camino a Benalmádena, localidad malagueña de la Costa del Sol, tras pasar en día en el campo junto a su familia.

La actuación policial, según detalla Diario SUR, duró aproximadamente media hora, por lo que el olvidadizo progenitor no circuló más de 50 kilómetros hasta darse cuenta del percance.

El hombre declaró que había dejado bien claro a sus hijos que no salieran del coche mientras él procedía a echar gasolina su vehículo. Pese a ello, la pequeña de siete años bajó del coche para jugar por los alrededores. Su padre terminó del repostaje y reanudó la marcha sin más dilación. Ni el padre ni el hijo mayor, que viajaba en el asiento del copiloto, alertaron la ausencia de la menor.

El vehículo se detuvo en una gasolinera Repsol malagueña para llenar el tanque del Adblue, un sistema de depuración de gases imprescindible en los actuales motores diésel para proteger el medio ambiente elaborado mediante una disolución de urea.

Cuando el padre se presentó de vuelta en la gasolinera, los agentes de la Policía Local de Casabermeja realizaron los preceptivos procedimientos de comprobación para confirmar que, efectivamente, la niña era su hija.

Lo último en España

Últimas noticias