Espadas ‘ahoga’ Sevilla de cadáveres: tres días para incinerar por la dejadez socialista

Juan Espadas.
Juan Espadas.

Los trabajadores del Crematorio del Cementerio de Sevilla llevan meses denunciando ante Juan Espadas (PSOE) la falta de medios materiales y, sobre todo, la necesidad de reparar uno de los tres hornos que tienen. Con sólo dos en funcionamiento, apenas pueden incinerar diez cadáveres al día, frente a los 18 que se podrían ‘quemar’ con los tres. Por eso, en estos momentos están pasando hasta tres días desde la recepción de un cadáver hasta la incineración del mismo por el pasotismo del consistorio socialista.

Este periódico ya avanzó que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, del PSOE, ha dejado a los trabajadores del crematorio de la localidad completamente desabastecidos ante la crisis del coronavirus. «Están sin medios ni protección», aseguran a OKDIARIO fuentes municipales, que recuerdan que, pese a que el crematorio debería tener seis hornos, sólo tiene tres y uno está estropeado.

Los propios trabajadores enviaron al Ayuntamiento de Sevilla que lidera el socialista Juan Espadas un ofrecimiento para doblar turnos por la noche para poder, de este modo, desahogar el crematorio de cadáveres. Una semana más tarde, aún no han recibido respuesta y la paciencia de los trabajadores se está agotando.

Este hecho, además, está dejando a una ciudad como Sevilla en evidencia frente al resto de provincias de Andalucía, como Huelva, que incluso ayuda en las incineraciones a Madrid.

Desde el momento que una persona muere, el cadáver es un transmisor muy potentes de virus, bacterias y enfermedades, además del propio coronavirus. Sin embargo, ante la epidemia, el Ayuntamiento de Sevilla no ha reforzado un crematorio cuyos trabajadores creen que está abocado al colapso.

 «Tenemos que estar a pie de cañón y lo estamos demostrando», explica uno de los trabajadores a OKDIARIO. «Nosotros seguimos haciendo el mismo trabajo que hacían las 12 personas que había en la unidad del cuerpo crematorio, pero ahora no somos 12, tenemos a dos personas de baja, y otro compañero tiene más de 60 años y está en casa. Somos nueve personas, y de esos nueve, cuatro nos podríamos ir ahora mismo a casa si nos acogemos al Real Decreto porque somos grupo de riesgo», explica el empleado.

«Es una vergüenza que en Sevilla, de los tres hornos crematorios que tenemos, que deberían ser seis, tenemos uno estropeado. Ya avisamos el año pasado, pero en el Ayuntamiento de Sevilla no hacen nada. Esto necesita un mantenimiento», continúa el trabajador municipal.

Además, el Ayuntamiento de Sevilla de Juan Espadas no ha dado a estos empleados los productos adecuados. «No tenemos guantes, se me partió una mascarilla y ya no nos dan más. Los que tenemos que protegernos, no nos podemos proteger. Estamos desabastecidos, sin material», concluye un desesperado empleado del crematorio de Sevilla.

Lo último en España

Últimas noticias