El ‘beso de Judas’ de Iglesias a Teresa Rodríguez ocho meses antes de pedir su expulsión del Parlamento

Las bonitas palabras que Pablo Iglesias le dedicaba a Teresa Rodríguez en febrero, cuando la política andaluza anunciaba su adiós a Podemos por sus diferencias con la forma de gobernar del vipresidente, se han convertido este miércoles en toda una puñalada de Podemos a su ex líder. En febrero, a través de un vídeo, Iglesias parecía prometer amor eterno a Rodríguez pese a su adiós. Hoy, ocho meses después, se ha unido con sus archienemigos de Vox para exigir el adiós de Rodríguez del Grupo Parlamentario Adelante Andalucía.

Entonces, Iglesias decía lo siguiente: «Por mi parte dar las gracias por hacer las cosas así. Creo que cuando un grupo de compañeros no está de acuerdo con una línea estratégica y fundamental de su partido, no solamente es legítimo, sino que es lógico emprender otro camino. Pero comunicarlo así, de esta manera, creo que es un ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas bien que, por desgracia, no ha sido habitual en la izquierda y que yo valoro mucho».

Además, el líder de Podemos decía a Rodríguez que no era «un adiós», sino «un hasta luego». Este miércoles, insistimos, Podemos exige la salida de Teresa Rodríguez de Adelante Andalucía. «Más tarde o más temprano nos vamos a seguir encontrando», decía Iglesias en febrero.

«En política y en la vida los caminos a veces se separan. Gracias Teresa y gracias a tu gente por vuestra lealtad. Gracias por ayudarnos a hacer esto con madurez. Este adiós es un hasta luego. Desde espacios diferentes nos encontraremos defendiendo la justicia social. Suerte», subrayaba Iglesias antes de despedir, con un ‘beso de Judas’ y un abrazo, a Teresa Rodríguez.

A continuación, las explicaciones, con varios guiños también a Iglesias, de Teresa Rodríguez en aquel vídeo publicado el 12 de febrero de este año:

«Hace más de seis años construimos este proyecto político que ha cambiado el panorama político de este país. Seguimos compartiendo a día de hoy los motivos que nos llevaron a su fundación, pero también son contrastables las diferencias políticas de carácter estratégico, que es importante no ocultar, conocer y tratar con respeto. 

Creo que en la política, como en la vida, hay formas de separarse que son agresivas, que son violentas, que son patriarcales, y hay formas civilizadas, respetuosas, empáticas, incluso cariñosas, que son las más sanas y que también se pueden construir y son posibles en política.

Ese es el sentido de esta comunicación que estamos haciendo hoy: trasladar alguna cuestión importante, como que no vamos a presentarnos en Andalucía, ni yo ni mi equipo, a la próxima asamblea ciudadana, entendiendo que, desde nuestra discrepancia con la estrategia de del gobierno de coalición, pues debe dirigir la organización en Andalucía un nuevo equipo que esté en sintonía con lo que han opinado, tanto la dirección como la mayoría de los inscritos de esta organización, de Podemos. 

Respetando esa decisión, no nos presentamos a esa asamblea ciudadana y, además respetando también los motivos que nos llevaron a construir el proyecto de Adelante Andalucía hace unos años y con el que nos presentamos a las últimas elecciones autonómicas y municipales, creemos que sigue siendo oportuno y que sigue siendo necesario crear ese espacio amplio de la izquierda andaluza en el que nos volcaremos a partir de ahora.

Eso no significa que no tengamos que seguirnos encontrando, porque nuestros objetivos de conseguir mejoras para la mayoría social permanecen intactos. Cada uno con una estrategia diferente en este caso, reconociendo los motivos que llevan a la otra parte a llevar a cabo esa estrategia, respetando esos motivos e incluso desde la voluntad, desde el deseo de estar equivocándonos en esa preocupación sobre el cogobierno. 

En ese sentido, deseamos sinceramente toda la suerte posible tanto a Pablo como a su equipo, como a la nueva dirección de Podemos Andalucía en la tarea trascendente que han asumido».

 

Lo último en España

Últimas noticias