El aplauso sanitario será más fuerte que nunca en Andalucía: casi 650 profesionales contagiados

Médicos
Un médico atiende a un paciente.

El aplauso sanitario que cada día se lleva a cabo a las 20,00 de la tarde en todas las ventanas de España será más fuerte que nunca en Andalucía, toda vez que ya hay 649 profesionales del sector sanitario afectados de coronavirus, de los que 251 son médicos, 164 enfermeros y enfermeras, 79 auxiliares y 18 celadores, tanto en la sanidad pública como en la privada.

Los datos ha sido aportados por el titular de Salud durante su comparecencia telemática en la Diputación Permanente del Parlamento de Andalucía, donde ha confirmado que un médico de familia del centro de salud Levante Sur de Córdoba es el primer facultativo muerto en Andalucía a causa del coronavirus.

«Estamos pasando días muy duros, pero este lo es, entre otros motivos, porque ha muerto un amigo que hace diez días estaba al pie del cañón atendiendo a los pacientes y por eso estoy especialmente emotivo», ha confesado el consejero que, antes de concluir su comparecencia, rompió a llorar.

El número de casos positivos de coronavirus en Andalucía ha alcanzado los 3.010 y han fallecido 113 personas, mientras que el número de ingresados en la UCI es de 116, ha resumido el consejero, que ha dado también el pésame a las familias de los fallecidos y ha reconocido el trabajo de los profesionales de la sanidad.

Pese al aumento paulatino de casos, la media de afectados en la comunidad sigue estando por debajo de la nacional, según Aguirre, que ha achacado a esta situación a la calidad de la sanidad andaluza y al desempeño de los profesionales.

En este sentido, se ha mostrado convencido de que la sanidad andaluza está «preparada» para afrontar el presumible pico de la pandemia y para atender a entre 9.000 a 15.000 pacientes, para lo que la Junta no descarta habilitar los palacios de congresos de Sevilla y Málaga.

Además, ha remarcado que la Junta «siempre ha sido leal» con el Gobierno central en la lucha contra la pandemia y ha advertido a los partidos de que sería un «grave error» la utilización partidista de esta crisis sanitaria.

Después de repasar la medidas tomadas por la Junta y la principales adoptadas por el Gobierno central, Aguirre ha abundado en la idea de que ambas administraciones están colaborando estrechamente para el objetivo «prioritario» de afrontar la pandemia.

«No perdemos ni un segundo en lo que no sea la búsqueda de la salud. Seguro que todo es mejorable y pido perdón si algo no hemos hecho bien, pero damos el mil por cien, no dormimos y no voy a entrar en debates estériles», ha enfatizado.

El socialista Rodrigo Sánchez ha situado el objetivo de «todos» en vencer al virus, por lo que ha ofrecido la «total» lealtad de su partido a la Junta, lealtad que ha pedido también a Aguirre respecto al Gobierno central.

Para ello, le ha pedido transparencia y que las explicaciones la dé el presidente Juanma Moreno, del que ha dicho que ha preferido las televisiones en lugar del Parlamento y al que ha criticado que se dedique a «confrontar» con el Gobierno central.

«Los datos que cuentan no cuadran con lo que están denunciado los profesionales», ha denunciado.

Para el portavoz popular, José Antonio Nieto, la crisis está poniendo en evidencia a los que como la Junta están en la responsabilidad de resolver la pandemia y a los que como la oposición (por Adelante y el PSOE) están en el discurso de «la demagogia, a la contra de casi todo».

Fran Carillo, de Ciudadanos, ha exigido a la oposición en términos parecidos que «deje de hacer política de baja altura y que arrime el hombro» hasta que se solucione el problema, al tiempo que la afeado que «no demonicen» a la sanidad privada.

Teresa Rodríguez (Adelante) ha ofrecido a la Junta la voluntad colaborar para resolver conjuntamente la crisis sanitaria, pero le ha exigido que dé respuestas a las llamadas de «auxilio y pánico» de muchos profesionales de sanidad y de la atención telefónica que trabajan en «precario, con miedo a ser contagiados y si equipos de protección adecuados».

Además, ha avanzado que cuando acabe la pandemia insistirá en pedir el blindaje de la sanidad con el 7% de PIB andaluz.

Alejandro Hernández (Vox) ha demandado equipos adecuados para los profesionales de la sanidad y ha instado a la Junta a aclarar por qué no se han hecho las pruebas necesarias de detección del virus y cuales han sido las consecuencias.

Lo último en España

Últimas noticias