Nutrición

Estos malos hábitos provocan obesidad infantil

Hay que cuidar la alimentación de los más pequeños (Foto Universal Medios)

En los últimos años, el  incremento de la tasa de obesidad infantil es más que preocupante. Sólo en España el porcentaje de niños obesos es de un 16%. Asimismo, según datos de la OMS, el número de lactantes y niños que padecen sobrepeso u obesidad pasó a los 42 millones en 2013 (en el mundo). Por ello, nos preguntamos ¿cuáles son los hábitos que provocan la obesidad entre los más pequeños?

Desayunos nada saludables

obesidad infantil
Saltarse el desayuno o acudir a la bollería industrial es uno de los peores hábitos en la alimentación de los niños.

Que la tasa de obesidad infantil haya aumentado de forma considerable se debe a múltiples factores. Las condiciones sociales, económicas y cultuales de cada país son determinantes a la hora de provocar esta enfermedad.

Sin embargo, los estudios de todo el mundo parecen concluir que hay una serie de malos hábitos comunes que pueden conducir a la obesidad entre los niños. En primer lugar destaca el desayuno. El poco tiempo que los niños destinan a este primer momento del día y las prisas de los padres hacen que el consumo de bollería industrial aumente o que incluso los niños no desayunen.

Sedentarismo y falta de ejercicio físico

Obesidad infantil

Este es otro de los factores decisivos que llevan a un aumento de la obesidad infantil. Además, el hecho de que los niños tengan ordenador y televisor en su habitación contribuye muy negativamente a este aspecto.

Escasos ingresos familiares

obesidad infantil
Las grasas, precocinados y congelados se convierten en alimentos de riesgo.

Parece habitual que las familias con menores ingresos económicos consumen menos alimentos saludables. La cantidad de verduras, frutas y pescado disminuyen en favor de los carbohidratos (pasta, cereales, arroz) y de alimentos grasos.

Aumento de alimentos procesados y grasos en la dieta

obesidad

Pero el tema monetario no es el único factor. Las familias uniparentales o con mucha carga de trabajo no suelen preparar comida casera. En su lugar, los precocinados, congelados y preparados se convierten en una base fundamental de la comida diaria de los pequeños.

Las recomendaciones de la OMS al respecto son que los niños pequeños han de tener una alimentación variada que incluya alimentos como la carne, las aves, el pescado o los huevos.

La falta de lactancia puede provocar obesidad infantil

obesidad infantil
Según la OMS, la lactancia materna hasta los seis meses es fundamental para evitar que los lactantes sean obesos en el futuro.

La lactancia materna hasta los seis meses es fundamental para evitar que los lactantes sean en el futuro obesos. O al menos eso es lo que advierte la propia OMS.