Salud

¿Por qué es tan perjudicial el aceite de palma?

En los últimos meses, el aceite de palma está en el ojo del huracán. Se ha convertido en objeto de numerosas críticas por sus posibles daños a la salud. Veamos cuáles son sus características y los efectos nocivos para nuestro cuerpo.

aceite de palma

¿Qué es el aceite de palma?

El aceite de palma es uno de los aceites más utilizados del mundo. Este aceite se produce a partir de los frutos de la palma Elaeis guineensis‘ y es muy cultivado en África y el sureste asiático, especialmente en Indonesia y Malasia.

Esta palma es una planta perenne que puede llegar a alcanzar más de 100 años y los 40 metros de altura. El aceite es consumido en estos países para cocinar, aunque la mayoría se exporta para biocombustibles y para la industria alimentaria.

¿Dónde lo encontramos?

aceite de palma
La bollería es uno de los productos que contienen aceite de palma.

En aperitivos y chips salados, en la bollería industrial, en la mantequilla, cremas, alimentos precocinados, pizzas, crema de cacao, productos empanados, etc. Vamos, en cientos de productos que consumimos.

¿Por qué es tan malo para la salud?

aceite de palma
El aceite de palma también tiene efectos negativos para el medioambiente.

El peor motivo es su alto contenido en grasas saturadas, y en torno a un 50% de las grasas presentes en el aceite de palma lo son. Tal y como aseguran los expertos, un consumo prolongado y regular de grasas saturadas influyen en el aumento del colesterol LDL, desencadenando enfermedades cardiovasculares.

Según la recomendación de Ramón de Cangas, del Comité Asesor del Consejo General de Dietistas y Nutricionistas: “Cuanta menos cantidad se consuma mejor”.

Algunos estudios lo han llegado a relacionar con el cáncer

Además, sus efectos nocivos no afectan sólo al ser humano, sino también al medio ambiente. “Por desgracia los efectos de la expansión de cultivos intensivos dedicados exclusivamente al aceite de palma han afectado a la deforestación de los bosques tropicales según datos de la UNEP (Programa medioambiental de Naciones Unidas), apropiación de tierras autóctonas, abusos de derechos humanos y daños a las especies locales, como tigres, elefantes y orangutanes”, señalan desde la OCU.

Por ello, en caso de no querer seguir consumiendo, hay que fijarse en el etiquetado de los productos que adquieras a partir de ahora.