Famke Janssen habla sobre la fama desués de ‘GoldenEye’: «me echaron a los lobos»

Famke Janssen
Famke Janssen en 'GoldenEye' (MGM)

Algunos actores y actrices no llevan demasiado bien el peso de la fama. Este ha sido el caso de muchas jóvenes estrellas, pero también de figuras como la de Famke Janssen, quien antes de ser Jean Grey en la franquicia X-Men, fue una femme fatale en GoldenEye, el estreno de Pierce Brosnan enfundado en el esmoquin de James Bond. Janssen ha querido charlar con The Independent sobre cómo se sintió después del peso mediático de aparecer en una franquicia tan relevante y cómo, a raíz de ello, se forjó su relación con la prensa.

Famke Janssen
Famke Janssen en ‘GoldenEye’ (MGM)

“Honestamente, después de GoldenEye, sentí que me habían arrojado a los lobos. Fue sólo una avalancha de atención, buena y mala y todo lo demás. Me doy cuenta de que todos los actores del mundo creen que pueden controlar a la prensa, pero al final la prensa siempre gana”, explicaba Famke Janssen al medio. Después, la neerlandesa habló de cómo obtuvo un doble estereotipo ya que venía del mundo del modelaje: “Ya tuve que lidiar con el estereotipo de haber sido modelo, pero luego agregué otra cosa; modelo convertida en actriz, convertida en Chica Bond. Me siento increíblemente incomprendida a veces. E la dicotomía entre la forma en que me veo y lo que sucede dentro. Pero eso viene con estar en una película de Bond e interpretar a esa loca asesina”.

Famke Janssen
Famke Janssen siendo Jean Grey para ‘X-Men’ (20th Century Fox)

En GoldenEye, Jansen interpretó a Xenia Onatopp, una asesina rusa que infamemente intenta asesinar a Bond mientras tiene a este entre sus piernas. Después del título dirigido por Martin Campbell, la actriz apareció en Rounders, The Faculty y House on Haunted Hill, antes de volver a tener un gran protagonismo, gracias al papel de la mutante Jean Grey en la trilogía de X-Men. Para ejemplificarlo, Jansen contó como en el rodaje de Ajuste de cuentas, el actor Harvey Keitel le preguntó si podía lavar su propia ropa, a lo que ella le contestó “Confía en mí: vengo de la nada. Esoy hecha a mí misma. He limpiado baños, trabajado en bares…toda esa noción de que soy una especie de estrella de cine glamurosa no es ni remotamente cierta”.

Finalmente, Famke Janssen terminó explicando que prefería ser menos famosa y hacer las cosas a su manera. Asegurando que ni gasta demasiado dinero, ni sale con gente famosa, ni está en las redes sociales. “La fama tiene un precio y no estaba dispuesta a pagarlo”, concluía.

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias