La Justicia sólo obliga a los padres de Nadia a devolver 62.284 € de los 400.000 estafados

Caso Nadia: Fernando Blanco, Nadia y Margarita Garau.
Fernando Blanco, Nadia y Margarita Grau.

La Justicia ha determinado que los padres de Nadia, la niña que padece una enfermedad rara, sólo deberán devolver 62.284 euros de los más de 400.000 estafados a los 65 perjudicados. Así lo ha determinado la Audiencia de Lérida en una nueva sentencia.

Fernando Blanco y Margarita Garau aprovecharon la enfermedad de su hija para hacer caja. Iniciaron una campaña falsa para conseguir el dinero necesario para iniciar un tratamiento a la pequeña. El dinero, más de 400.000 llegó, pero no había tratamiento y los fondos se emplearon para aumentar el nivel de vida de los progenitores de Nadia.

Ahora la Justicia obliga a ambos a devolver poco más de 62.000 euros a los 65 afectados por la estafa, que asciende a más de 400.000 euros.

La Sala responde a la petición del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que el pasado mes de mayo solicitó anular la parte de la sentencia anterior que hacía referencia a las indemnizaciones “por falta de concreción”.

Tal como se desprende de la nueva sentencia, los padres de Nadia deberán afrontar la devolución del dinero a aquellas personas que han podido demostrar que aportaron fondos para la supuesta curación de la menor.

Entre los estafados no sólo figuran particulares, también hay colegios, grupos de teatro y otras entidades que se lanzaron en su momento a colaborar en la causa para la curación de Nadia.

Los padres de Nadie fueron condenados a cinco y tres años y medio de prisión, respectivamente, después de que el tribunal considerara que eran autores de un delito continuado de estafa agravado.

No obstante, ambos se encuentran en libertad a la espera de que se resuelvan los recursos presentados por los abogados.

Relojes y marihuana

Los investigadores del caso Nadia apreciaron desde el principio el alto nivel de vida del que disfrutaban los padres, supuestamente trabajadores humildes que buscaban dinero para costear un costoso tratamiento para su hija, un tratamiento que se ha demostrado que tampoco existía.

En un registro llevado a cabo por los Mossos d’Esquadra, en el domicilio familiar se encontraron relojes de lujo por valor de 50.000 euros así como marihuana. También utilizaban el dinero para pagar el alquiler del domicilio particular, saliendo los cerca de 1.000 euros mensuales de la cuenta en la que se ingresaba el dinero para supuestamente ayudar a la pequeña.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias