Coronavirus. Historias en primera persona.

Las hijas del primer médico fallecido por COVID-19 en León: “Un Gobierno imprudente ha acabado con la vida de mi padre”

coronavirus
Antonio Gutiérrez, primer médico fallecido en León por coronavirus. Foto. Cortesía de sus hijas.

Antonio Gutiérrez, tenía 67 años, era médico y coordinador del centro de salud de Eras de Renueva, en la capital leonesa, pero, además, se convirtió en el primer sanitario fallecido por coronavirus en León y el segundo en toda Castilla y León. Este médico, además, prestó servicio también en Puente Almuhey y Sabero, así como coordinador del Centro de Salud de Cistierna.

Antonio, que llevaba varios días ingresado con síntomas del COVID-19, era muy conocido y querido en la provincia de León, razón por la que muchas personas han destacado sus altas dosis de bondad, así como su gran vocación de ayudar a los demás. Este viernes, una semana después de su fallecimiento a causa de este letal virus, sus hijas, Ana y Judit, quieren hacerle un homenaje “por su labor como médico y su inmensa bondad como persona” y, además, “denunciar también al Gobierno de homicidio imprudente por acabar con la vida de mi padre y el resto de sanitarios de nuestro país”.

Este es el texto íntegro que las hijas de Antonio han hecho llegar hasta la redacción de OKDIARIO:

“Hoy hace una semana que nos dejaste PAPÁ, todavía no soy capaz de encontrar fuerzas para afrontarlo, se me ha hecho eterno todo este tiempo sin tu cariño, sin tus abrazos y sin tu amor incondicional. El mismo día que recibí la terrible noticia en el parking del hospital, me llevaron a urgencias y me diagnosticaron el horrible virus, COVID-19, que había terminado con tu vida. No podía respirar, acababa de perderte y encima no pude llegar a abrazarte. Sólo me consolaba el pensar que era el momento de marcharme contigo y estar juntos para siempre, pero no has querido que sea así, me has protegido y me has estado curando como siempre hacías, esta vez desde el cielo.

En esta enfermedad, sólo puedo sacar fuerzas para luchar por ti, papá, para que seas recordado y reconocido por tu inmensa bondad, por tu disposición a ayudar a todos los que te necesitaban, por tus buenas obras que hacías en silencio y que luego nos contaban, por aconsejar a tus amigos por WhatsApp que no se expusieran mientras tú estabas en la UCI luchando por sobrevivir. Como decía tu amigo Carlos: “Como el CAPITÁN que encabeza un ejército para luchar contra un enemigo poco conocido, el coronavirus”.

«No puedo dejar pasar la desprotección que has sufrido y la mala gestión»

Nunca podré perdonar la inhumanidad de no dejar a tus hijas estar a tu lado en el hospital, cogiéndote la mano y abrazándote fuerte. No poder acariciarte, ni darte el último beso de despedida, pero sobretodo lo que no puedo dejar pasar por alto es la desprotección que has sufrido, la mala gestión, las mentiras, la manipulación de los medios de comunicación y la falta de recursos de este Gobierno vergonzoso que ha acabado con tu vida, ellos me han arrebatado el mayor tesoro que tenía y este DOLOR es IRREPARABLE de por vida.

«Es una pena que siempre tenga que haber un héroe que dé la vida para que surja una reacción»

Es una pena que en este país, siempre tenga que haber un héroe que dé la vida para que surja una reacción que llega MUY TARDE. Sólo espero que tu muerte sirva para que se conciencien los mandatarios y tomen las medidas suficientes para que no haya más víctimas sanitarias.

Papá, te quiero y te querré siempre todos los días de mi vida. Puede ser que la sanidad de tu país, esa por la que tanto has luchado, te olvide, pero no tus hijas. Judit y yo (Ana) te llevaremos siempre en nuestro corazón”.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias