La fiscal pide dos años de cárcel a Lucía Bosé por apropiarse del Picasso de una de sus empleadas

La fiscal ha mantenido hoy en el juicio su petición de dos años de prisión para Lucía Bosé por supuesta apropiación indebida de un dibujo que Pablo Picasso regaló en 1963 a la empleada de hogar de la actriz, y que la imputada vendió en 2008 tras la muerte de la trabajadora.

La fiscal pide dos años de cárcel a Lucía Bosé por apropiarse del Picasso de una de sus empleadas
lucia bose

La Audiencia Provincial de Madrid ha dejado visto para sentencia el juicio en el que la fiscal ha solicitado también que se le imponga a la acusada una multa de 4.800 euros y que indemnice a los herederos de la citada empleada de hogar, Remedios T.M., fallecida en 1999 y a la que va dedicada la obra, en la que se puede leer "Para Reme" y la fecha "16-2-63".

Las acusaciones ejercidas por dos sobrinas de Remedios T.M. han reclamado que Bosé sea condenada a tres años de cárcel y a una multa de 9.600 euros y a que les entregue el dinero obtenido por la venta del cuadro (198.607 euros en una subasta).

El abogado defensor ha pedido la absolución de la actriz alegando que la empleada de hogar regaló la obra pictórica a su representada porque no le gustaba.

En el juicio ha comparecido por videoconferencia desde México el hijo de la acusada, Miguel Bosé, que se ha acogido a su derecho a no testificar, lo que le permite la ley al tratarse de un familiar directo.

El pasado 5 de noviembre, la vista oral se suspendió al aceptar la Sala la petición de una de las partes de la declaración en calidad de testigo de Miguel Bosé. Entonces, uno de los hermanos de la denunciante afirmó que el dibujo se lo regaló la ‘Tata’ a Miguel Bosé. Sin embargo, su madre sostiene que era suyo y no de su hijo.

El fiscal considera probado que la procesada mantuvo conviviendo en su domicilio de Madrid a su empleada doméstica Remedios hasta el fallecimiento de ésta. Tras cincuenta años a su servicio, y como quiera que dicho domicilio era su lugar de residencia, Remedios tenía todas sus pertenencias en él, entre las que se encontraba un dibujo realizado a la misma por Pablo Ruiz Picasso.

En la parte posterior del dibujo hay una dedicatoria del pintor en la que se puede leer 16-2-63 y ‘para Reme’. La acusada hizo suyo el dibujo, disponiendo del mismo para su venta en una subasta el 25 de junio de 2008, en la que alcanzó el precio de 198.607 euros; y jamás entregó dicho dinero a los herederos de Remedios tras su fallecimiento.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias