Se restablece la circulación ferroviaria en Tarragona tras la explosión en La Canonja

Protección Civil ha autorizado a Renfe a recuperar la circulación de trenes en los tramos y servicios afectados en Tarragona después de haberse suspendido tras la explosión registrada en la empresa Iqoxe, en el complejo petroquímico de La Canonja (Tarragona).

Así, han recuperado el servicio las líneas ferroviarias R14, R15, R16, R17, RT1 y RT2, según ha informado Renfe, que ha indicado que entre Tarragona y Reus se circula en vía única debido a los daños ocasionados en la catenaria y que técnicos de Adif continuarán trabajando en su reparación una vez se ha autorizado acceder al tramo afectado.

Durante la interrupción de la circulación ferroviaria se ha gestionado un servicio alternativo por carretera que ha permitido facilitar la movilidad de los usuarios.

La explosión

Una persona ha muerto, ocho han resultado heridas y otra está desaparecida tras una fuerte explosión que ha originado un gran incendio en una industria de la zona petroquímica de Tarragona, que ha obligado a confinar a miles de vecinos en sus casas, aunque sin provocar una nube tóxica.

La explosión, que ha sido perceptible a varios kilómetros a la redonda, se ha originado, por motivos que se investigan, en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (IQOXE), situada en La Canonja, junto a la N-340, y dedicada a la elaboración de óxido etileno, que no es tóxico pero sí muy inflamable.

Ocho trabajadores de esta empresa química han sufrido quemaduras debido a la explosión y posterior incendio, dos de los cuales han sido evacuados al hospital del Vall d’Hebrón, uno en estado crítico y otro muy grave.

De los otros seis operarios heridos, uno ha sido trasladado con quemaduras de diversa consideración al Hospital Juan XXIII de Tarragona, mientras que los otros cinco han sufrido lesiones leves y tres de ellos ya han sido dados de alta.

Además, otro operario está desaparecido, por lo que los Bomberos están tratando de localizarle en la zona petroquímica.

Según la Generalitat, la onda expansiva podría haber provocado el derrumbe parcial de un edificio de cinco plantas en la plaza García Lorca de Torreforta, donde un vecino ha muerto y otro ha tenido que ser atendido por una crisis de ansiedad.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias