‘Juego de Tronos’: Resumen rápido y sencilo de la tercera temporada

Resumen de la tercera temporada de Juego de Tronos
Resumen de la tercera temporada de Juego de Tronos

La octava y última temporada de 'Juego de Tronos' se estrena el próximo 14 de abril

La tercera temporada de ‘Juego de Tronos’ es una de las más recordadas de la ficción de HBO, pues en ella acontecen varios de los hechos que van a marcar el futuro de los personajes y el devenir de una historia que seguía desarrollándose de manera entretenida, interesante, un tanto oscura y con la capacidad de enganchar a millones de personas.

Entre otras cosas, porque el juego de tronos se empezaba a volver más enrevesado y porque ya teníamos bastante claras dos cosas: que los buenos no siempre ganan y que nadie estaba a salvo. El perfecto ejemplo de todo esto es Robb Stark, a quien ya le advirtieron de algo: perdió la guerra contra los Lannister al casarse con Lady Talissa.

En las filas del Norte hay rebelión; recuerdan a Ned, pero ya no están tan dispuesto a seguir a su hijo, que sigue cometiendo errores, ni tampoco a Catelyn, que liberó a Jaime. En esta temporada, muere su padre, Lord Tully. Así es como se reúnen buena parte de los Tully en Aguasdulces, donde se concierta una reunión con los Frey tras la traición de Robb. Se establece, entonces, que Edmure Tully debe casarse con una hija de Walder Frey. Esta boda tiene lugar en el noveno capítulo, y sabéis qué nombre recibe: la Boda Roja, donde Robb Stark, Catelyn Stark y lady Talisa pierden la vida.

La Boda Roja

Son traicionados por los Frey, vendidos a los Lannister y dolidos por el desplante de Robb, y también por los Bolton, que buscan hacerse con el Norte. Tywin Lannister promete apoyar a Roose Bolton como Guardián del Norte; su hijo, Ramsay Bolton, se encuentra torturando a Theon Greyjoy en el Norte. Un Theon arrepentido que habla de Ned Stark como su verdadero padre, y a quien todavía no podemos perdonar.

Tywin promete el norte a Roose Bolton, como decimos, a cambio de frenar la rebelión y de recuperar a su hijo Jaime. A medias, se cumplen ambas cosas. Por el camino, Jaime Lannister pierde una mano. Y gana una amiga: Brienne de Tarth. A ella le cuenta su historia: asesinó a Aegon Targaryen, a quien había jurado proteger, porque solo deseaba destruirlo todo. Lo asesinó para proteger Desembarco del Rey y a los Siete Reinos. Lo asesinó porque había perdido la cabeza. Entre Jaime y Brienne nace una relación sincera, de cariño y respeto mutuo.

Al final, vuelve a Desembarco del Rey, donde las cosas no están mucho mejor. Sansa Stark sigue cautiva, y con ella juega todo el mundo. Meñique sigue prometiéndola que la llevará a casa, aunque al final ella lo rechaza por miedo y porque aparecen quienes considera unos salvadores: los Tyrell. Tanto Margarey como Olenna se muestran amables y comprensivas con ella, incluso arreglan un nuevo compromiso con ayuda de Varys, que quiere impedir que Meñique se la lleve para casarse con ella (a pesar de que en esta temporada ya se ha prometido a Lisa Tully, la tía de Sansa).

Margaery Tyrell y Sansa Stark

Los Tully acuerdan, como decimos, que Sansa puede casarse con Loras Tyrell, por quien ya había demostrado interés. Pero los Lannister ven el juego de los Tyrell, casi tan poderosos y ricos como ellos, y saben que si Sansa se casa con Loras, los Tyrell tendrán el Norte. ¿Cómo lo impiden? Tywin Lannister decide que debe ser Tyrion quien se case con Sansa, y Cersei debe casarse con Loras. Ninguno está conforme, claro.

La vida de Tyrion no es precisamente una buena vida desde que su padre está en la capital. A pesar de haber salvado a la ciudad, sus aposentos son ahora una celda, cada vez está más lejos de Shae y solo tiene a Bronn a su lado, que no deja de ser un mercenario, aunque tenga un cariño sincero por Tyrion. La vida de Cersei no es mejor: incapaz de controlar a su hijo, ve en Margarey Tyrell una amenaza a su reinado. Y en esta temporada confirmamos que sus palabras, no tanto como sus actos concretos, son lo que la convierten en una pieza muy peligrosa.

Margarey es lo contrario a Cersei, y pronto se convierte en la reina del pueblo. Amable y gentil, sonriente, una auténtica primavera en la capital. Consigue, incluso, que Joffrey sea un poquito mejor, y parece que encuentra la manera de controlarlo. En ella descubrimos a una interesante jugadora, que mueve las cartas de una manera completamente diferente.

Margaery Tyrell y Joffrey

Tras la batalla del Aguasnegras, Stannis ha sufrido una dura derrota. A él regresa ser Davos, que sobrevive al ataque solo para enfrentarse directamente a Melissandre, la Mujer Roja, en quien no confía. Melissandre sigue queriendo demostrar que su Señor de la Luz es el Dios verdadero, y para ello lleva hasta Rocadragón a Gendry, bastardo de Robert Baratheon, cuya sangre aprovechan… ¿para asesinar a Robb Stark? Eso es lo que le hace creer a Stannis. Otro falso rey eliminado.

Gendry se encontraba, recordemos, con Arya Stark, cuya compañía de viaje se vuelve muy interesante. Arya se encuentra con la interesante Hermandad sin Estandartes, que juran querer defender al pueblo corriente de las batallas de los poderosos. Los lidera Beric Dondarrion, a quien ya vimos en la primera temporada. Ned confiaba en Beric, y Beric parece admirarlo verdaderamente. Por eso muestra también preocupación por Arya, aunque cuando vende a Gendry a Melissandre, Arya decide que no puede confiar en él y escapa. Y se encuentra con El Perro, que espera llevarla a Aguasdulces para obtener la recompensa de su madre. Todos sabemos cómo acaba ese viaje: la Boda Roja ocurre, Arya no llega a tiempo.

Arya Stark en la tercera temporada

Beric Dondarrion, por cierto, vende a Gendry a la Mujer Roja porque ambos confían en el Señor de la Luz. No en vano: Beric ha resucitado seis veces gracias a él. Y gracias a Thoros de Myr, el sacerdote que pronuncia las palabras por las que el Señor de la Luz actúa.

Más magia negra: Bran Stark sigue persiguiendo al cuervo de tres ojos. Por el camino se encuentra con Jojen Reed y Meera, que le explican qué está sucediendo con él, qué significa ser un cambiapieles y que tiene que viajar al Norte, más allá del Muro, para hallar respuestas. En este camino, Bran encuentra a Jon, aunque no puede acercarse a él. Y se despide de Rickon, su hermano pequeño, pues Ossa, la salvaje, se lo lleva a un lugar seguro.

Jojen Reed amenazado por Ossa

Al Norte, más allá del muro, ya vemos al ejército de los Caminantes Blancos. También asistimos a una rebelión por parte de varios hermanos de la Guardia de la Noche, en el torreón de Castrer; matan al siniestro anciano y también a muchos de sus hermanos, incluido el Lord Comandante Mormont. Sam Tarly escapa, junto con Eli, hija de Castrer. Y antes de llegar al Castillo Negro mata a un Caminante Blanco con un puñal de vidriagón que encuentra en el Puño de los Primeros Hombres.

Jon Snow sigue infiltrado entre los salvajes. Conoce a Mance Rayder, su líder, la única persona que ha conseguido reunir a todos los pueblos libres. Descubre que quieren cruzar el Muro, pero solo para ponerse a salvo de los Caminantes. También conoce a Tormund, que seguirá con nosotros desde ese momento, y se permite enamorarse de Ygritte. Juntos escalan el Muro, pero al Sur de éste Jon traiciona a los salvajes, rompe el corazón de Ygritte y regresa al Castillo Negro. Así se acaba esta temporada para él.

Ygritte y Jon Snow - que no sabe nada

Y al otro lado del mar Angosto… Los dragones de Daenerys Targaryen siguen creciendo. Y ella sigue conquistando las ciudades de Essos, y liberándolas de la esclavitud. Decide que, antes de viajar a Poniente, tiene que mejorar las condiciones de la que es su tierra. Donde ha crecido. Donde se ha convertido en Reina. En Mhysa, la rompedora de cadenas. A su servicio llega Barristan Selmy, Missandei, el ejército de los Inmaculados y de los Segundos Hijos, comandados por Daario Naharis. Su ejército sigue creciendo, como ella.

Últimas noticias