Trastorno

¿Sabes qué es la bursitis?

Se conoce como bursitis a la inflamación (hinchazón, dolor y calor) de una bursa. Un saco plano, lleno de líquido. En qué consiste esta afectación.

La causa principal de la bursitis es el uso excesivo de una articulación.
¿Sabes qué es la bursitis?

Se conoce como bursitis a la inflamación (hinchazón, dolor y calor) de una bursa. Es decir, un saco plano, lleno de líquido que se encuentra entre un hueso y un tendón o músculo.

La Asociación Malagueña de Artritis Reumatoide (AMARE) explica que esta afección puede darse por un exceso de uso durante un largo tiempo, un traumatismo, artritis reumatoide, gota o una infección. Además, afecta generalmente el hombro, la rodilla, el codo, la cadera o el pie.

Por qué aparece

La causa principal de la bursitis es el uso excesivo de una articulación. Esto sucede al uso repetido de un mismo movimiento o bien cuando realizamos un sobreesfuerzo en las articulaciones.

Qué síntomas engloba la bursitis

En general, aparece dolor a la de mover ciertas articulaciones en el día a día. Y a esto se suma, sensibilidad al presionar la zona que rodea a la articulación, rigidez al mover las articulaciones, enrojecimiento de la zona y posible fiebre.

Dos tipos de bursitis

Encontramos dos tipos. La bursitis aguda, cuando la articulación afectada adquiere un color rojizo y suele doler bastante, y la crónica, que tiene lugar tras una bursitis aguda, y se produce hinchazón y dolor. Suele prolongarse en el tiempo, y conviene ir al médico para descartar posibles desarrollos de la enfermedad.

Cómo se trata

Existen diversos tratamientos. La Asociación AMARE apunta a la terapia fría, a los masajes con aceites, a la utilización de dispositivos o aparatos ortopédicos, mientras que la fisioterapia es también importante para tratar esta afección.

El ejercicio, tipo natación, es recomendado para aliviar el dolor, y otra opción consiste en la fisioterapia en el agua, lo que te permite aliviar el dolor con la orientación de un profesional. En todo caso, ante cualquier problema siempre debemos ir al médico que nos trasladará al especialista, que en este caso puede recaer sobre la figura del fisioterapeuta.

El profesional puede recomendar un tratamiento distinto según sea el tipo de bursitis y si se trata de algo más grave. En todo caso, para prevenir, el paciente debe evitar toda clase de sobreesfuerzos y aplicar frío en la zona afectada. Esto mitiga la hinchazón.

Lo último en Salud

Últimas noticias