Inversión de tres millones

La Paz inaugura una nueva UCI Pediátrica con el triple de superficie y dotada de la última tecnología

Pediatría onco- hematológicos
Área pediatrica del Hospital La Paz de Madrid.

El Hospital Universitario La Paz ha inaugurado este martes su nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) Pediátricos, dotada con tecnología de vanguardia y que incorpora espacios para la atención a los pacientes críticos.

La nueva UCI, que comenzará a recibir pacientes este mismo miércoles, triplica en espacio a la anterior y se actualiza a los estándares de este tipo de unidades, que han evolucionado radicalmente con respecto a la época de su diseño original.

«Es un espacio moderno, seguro, dotado de la última tecnología que puede acoger cualquier tipo de patología grave infantil y a la vez también cálido y muy luminoso», ha destacado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, durante su visita a las instalaciones.

En concreto, con esta nueva UCI, en la que se han invertido más de 3 millones de euros, supone una reforma radical respecto a la anterior y «se garantiza la privacidad de los pacientes y asegura la comunidad necesaria para los familiares». Además, incorpora la última tecnología para mejorar la seguridad de los pacientes y mejorar las condiciones de trabajo de los cerca de 80 profesionales que forman parte del servicio.

Así, se triplica en espacio a la anterior y se actualiza a los estándares de este tipo de unidades, que han evolucionado radicalmente con respecto a la época de su diseño original.

La nueva UCI pediátrica tiene un ambiente con luz natural y un notable incremento de espacio para la atención. Cuenta con 1.780 metros cuadrados, lo que supone triplicar el espacio de la antigua, con 1.220 más, y pasa de 16 puestos a 20, con diez habitaciones individuales, un box de procedimientos especiales con dos camas y cuatro habitaciones dobles.

Además, otras doce tienen presión positiva, lo que minimizará el riesgo de infecciones cruzadas, y dos tienen presión negativa y esclusas para el aislamiento de niños con enfermedades altamente contagiosas.

Todas las estancias tienen aseo independiente para el paciente y zona para acompañante con cama, aumentando notablemente su privacidad y descanso. La integración de los padres en el cuidado de sus niños cuando están graves facilita su recuperación y mejora el nivel de aceptación del propio menor.

Igualmente, se añade la disponibilidad de una nueva área para los padres con un espacio de trabajo, otro de descanso con un sofá y otro para comer con nevera y microondas, así como taquillas y dos baños con ducha.

La reforma también incorpora además un área específica para farmacia y preparación de medicación, almacenes, sala de procedimientos, área de entrenamiento y simulación y otras estancias para profesionales y actividades de apoyo a la tarea asistencial más amplias y con luz natural. «Se cuida a todos los protagonistas», ha resumido el consejero.

Monitorización de vanguardia

Otro cambio sustancial en esta unidad del Hospital público La Paz es la supervisión y control de enfermería, que pasa a estar descentralizada, disponiendo de una serie de puestos de control con visión directa y monitorización de los pacientes frente a todas las habitaciones.

La monitorización también es de última generación e integra video, por lo que informa en tiempo real de todos los datos de constantes vitales, respiradores, bombas de perfusión, sistemas de depuración renal y monitorización neurológica. Al tener los controles y alarmas descentralizados, se pueden vigilar todos los procedimientos fisiológicos del niño desde el exterior de la habitación sin necesidad de entradas innecesarias que interfieran en el descanso del niño.

La unidad dispone también de un sistema de monitorización medioambiental que genera alertas de contaminación acústica y química, entre otras. Además, el tratamiento de la climatización permite responder simultáneamente a las diferentes necesidades planteadas por la patología y condición personal del niño, cuya variabilidad es especialmente importante, ya que son enfermos que pueden tener entre el mes de vida y los 18 años de edad con morfologías y requerimientos propios de su edad y constitución física.

Atención infantil renovada

Esta actuación del Servicio Madrileño de Salud permitirá a La Paz ofrecer una atención infantil renovada, ya que el pasado abril también se puso en marcha una nueva Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, en la que el servicio atiende cada año alrededor de 500 pacientes y está reconocido como servicio de máxima complejidad asistencial, según el sistema de clasificación de la Sociedad Española de Neonatología.

El Hospital La Paz, centro público pionero en la asistencia pediátrica en España, tiene además 28 Unidades CSUR (Centros, Servicios y Unidades de Referencia del Sistema Nacional de Salud) a nivel nacional para el tratamiento de patologías complejas, 25 de las cuales pueden tener una implicación directa con la UCI como son, entre otras, los trasplantes, las cardiopatías complejas, la epidermolisis ampollosa, la cirugía del plexo braquial, la neurocirugía compleja, la enfermedad
renal grave, el cáncer, los sarcomas o las coagulopatías.

Atención a 900 niños de todo el país

Esta unidad pionera comenzó a funcionar en el Hospital Infantil en el año 1965 para críticos lactantes y como UCI en mayo de 1976. Desde entonces, ha mantenido un alto nivel de especialización y calidad asistencial. Este servicio atiende cada año a más de 900 niños de todo el territorio nacional con una gran complejidad médico-quirúrgica para tratar diferentes enfermedades infantiles graves como trasplantes, cardiopatías congénitas, politraumatismos, accidentes, oncología, patologías metabólicas, enfermedades raras y graves, entre otras.

A partir de ahora, puede ofrecer a pacientes y familiares unas condiciones de seguridad, confort y humanización acordes a su alto nivel científico-técnico.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias