Las embarazadas tienen mayor riesgo de enfermedad grave y complicaciones por el Covid

Covid embarazadas
Embarazada con mascarilla.

La infección por Covid en las mujeres embarazadas se asocia a un mayor riesgo de resultados adversos en comparación con las mujeres que no están embarazadas, según una revisión publicada en la revista científica ‘JACC: Advances’.

Las complicaciones cardiovasculares incluyen el infarto, las arritmias, la insuficiencia cardíaca y los síntomas de larga duración que pueden ser difíciles de distinguir de otras complicaciones cardíacas del embarazo y requieren que el equipo de atención cardiovascular esté atento al evaluar a las mujeres embarazadas con Covid.

A medida que aumentan los casos de Covid en todo el mundo, también aumenta la concienciación sobre las complicaciones cardiovasculares, especialmente en determinadas poblaciones de alto riesgo. Se estima que los infartos de miocardio afectan hasta al 12% de los pacientes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) descubrieron que las mujeres embarazadas corren un mayor riesgo de sufrir resultados adversos con la Covid, como infecciones graves (10%), ingreso en la UCI (4%), ventilación mecánica (3%) y uso de soporte hemodinámico con ECMO (0,2%), en comparación con las mujeres no embarazadas en edad reproductiva.

Además, las pacientes embarazadas de mayor edad materna, con un índice de masa corporal elevado o con otras afecciones preexistentes, como hipertensión crónica, preeclampsia y diabetes preexistente, tenían un riesgo aún mayor de sufrir una infección grave.

En comparación con las mujeres embarazadas sin Covid, las pacientes embarazadas con Covid presentaban un mayor riesgo de parto prematuro y mortinato. En general, el 33% de los bebés nacidos de pacientes con Covid fueron ingresados en la unidad de cuidados intensivos neonatales. No se han encontrado otras diferencias en los resultados perinatales.

Según los autores, una de las razones del mayor riesgo de complicaciones cardiovasculares es la baja tasa de vacunación de las embarazadas en comparación con otros grupos. En un estudio reciente de más de 130.000 embarazadas, más de tres cuartas partes de las que requirieron ingreso hospitalario, la gran mayoría de pacientes que requirieron cuidados críticos y todas las muertes fetales se produjeron en mujeres no vacunadas en comparación con las vacunadas

«Las personas embarazadas deben saber que tienen un mayor riesgo de sufrir una infección grave por Covid-19, incluyendo ingresos en la UCI, complicaciones cardíacas, necesidad de cuidados críticos y muerte de la paciente o del feto. Desgraciadamente, las mujeres embarazadas han ido a la zaga de otros grupos que se vacunan», explica la doctora Joan Briller, cardióloga y profesora de obstetricia y ginecología clínica de la Universidad de Illinois en Chicago (Estados Unidos) y autora principal del estudio.

El tratamiento de las complicaciones cardíacas y el diagnóstico en las pacientes embarazadas con Covid puede ser un reto dado el solapamiento de los síntomas de Covid, la enfermedad cardiovascular y el embarazo. Según los autores, los resultados de las imágenes y el momento de la presentación pueden ser útiles para diferenciar y determinar el diagnóstico. Los médicos también pueden tener que ajustar el tratamiento médico durante el embarazo y la lactancia.

Los autores sugieren que el tratamiento de las complicaciones cardíacas en pacientes embarazadas con Covid requiere la creación de un «equipo cardíaco del embarazo» para optimizar la atención, que puede incluir a proveedores que se sientan cómodos con el embarazo de alto riesgo, la anestesia obstétrica, la cardiología, los cuidados críticos y la atención neonatal, dependiendo de la naturaleza de la complicación, la etapa del embarazo y la gravedad de la infección.

«El reconocimiento de las complicaciones cardiovasculares se ve obstaculizado por la falta de inclusión de las mujeres embarazadas en los ensayos clínicos, a pesar de los llamamientos a la inclusión de las poblaciones embarazadas. En consecuencia, las mujeres pueden recibir un tratamiento insuficiente o inadecuado debido a la falta de estudios que aborden la seguridad y la eficacia de las terapias durante el embarazo o, por el contrario, estar expuestas a terapias cuya seguridad se desconoce», remacha Briller.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias