El cáncer de mama metastásico ‘sale del armario’: diseñan nuevas estrategias contra sus mutaciones

El análisis de más de 600 pacientes ha permitido detectar que las mutaciones en el receptor estrogénico son más frecuentes de lo esperado

Las pacientes con este tipo de mutaciones tienen, además, peor supervivencia, según se desprende de un análisis del estudio AURORA

cáncer de mama
Nuevas terapias contra el cáncer de mama mestastásico.
Diego Buenosvinos
  • Diego Buenosvinos
  • Especialista en periodismo de Salud en OKDIARIO; responsable de Comunicación y Prensa en el Colegio de Enfermería de León. Antes, redactor jefe en la Crónica el Mundo de León y colaborador en Onda Cero. Distinguido con la medalla de oro de la Diputación de León por la información y dedicación a la provincia y autor de libros como 'El arte de cuidar'.

Fact checked

×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Una de las demandas más repetidas desde las asociaciones de pacientes de cáncer de mama mestastásico, es que cuando se dan datos de supervivencia, casi siempre se ofrecen aquellos basados en el cáncer de mama, donde los tratamientos más novedosos han conseguido frenar o curar estadios de esta patología. Sin embargo, en el caso de cáncer de mama metastásico RE+ y HER2- que tienen una recaída (reaparición del tumor), los avances han tenido tasas menores y de ahí sus reivindicaciones.

Ahora, un nuevo hallazgo puede ayudar a diseñar mejores estrategias terapéuticas para estos pacientes. Según las estadísticas, el 20% tienen una recaída (reaparición del tumor), siendo resistentes a la terapia endocrina, presentando mutaciones en el receptor estrogénico al diagnóstico de la enfermedad metastásica, especialmente si han sido tratadas con inhibidores de la aromatasa (un tipo de terapia endocrina). Las pacientes con este tipo de mutaciones tienen, además, peor supervivencia, según se desprende de un análisis del estudio AURORA.

Los resultados de la investigación, en la que ha participado el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, se han presentado durante una nueva edición del San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS), que se ha celebrado en Texas (Estados Unidos).

Para los autores, este hallazgo es relevante porque puede ayudar a diseñar mejores estrategias de terapia endocrina adyuvante que eviten el desarrollo de estas mutaciones. «El análisis de más de 600 pacientes nos ha permitido detectar que las mutaciones en el receptor estrogénico son más frecuentes de lo esperado. Actualmente, estamos estudiando fármacos que quizás podrían evitar la aparición de estas mutaciones, que se asocian con un comportamiento biológico muy agresivo», ha expresado Ángel Guerrero-Zotano, uno de los investigadores principales del estudio, miembro del comité ejecutivo de GEICAM y oncólogo en el Instituto Valenciano de Oncología, IVO.

«Otro hallazgo destacado que puede ayudar a desarrollar nuevas estrategias terapéuticas es que hasta un 10 por ciento de los tumores cambian su perfil de expresión génica, de modo que, aunque siguen expresando el receptor estrogénico, pasan de ser luminales a no luminales y se comportan peor en términos de supervivencia en respuesta a las terapias endocrinas», ha explicado Guerrero-Zotano.

AURORA es una investigación paneuropea liderada por el Grupo BIG (Breast International Group) y financiada por la BCRF (Breast Cancer Research Foundation), con la inclusión de más de 1.100 pacientes y la participación de 51 hospitales de 11 países. En el estudio, se han analizado las características moleculares del tumor primario y de las lesiones metastásicas y su evolución durante el curso de la enfermedad avanzada.

El análisis presentado en SABCS también ha permitido conocer que en las pacientes que presentan una recaída de manera precoz, siendo resistentes a la terapia endocrina, el tumor metastásico difiere mucho del primario en términos de supresión génica, sin embargo, en las pacientes que recaen de manera tardía o son diagnosticadas con metástasis de inicio, el tumor primario y el metastásico son muy similares.

Resultados en cáncer de mama

Los resultados preliminares de este subestudio revelan que aquellas pacientes con cáncer de mama metastásico RE+ y HER2- cuyo tumor presenta un subtipo tumoral intrínseco Luminal A obtienen un mayor beneficio con el tratamiento basado en la combinación del inhibidor de CDK4/6 palbociclib y terapia endocrina que aquellas pacientes con tumores Luminales B o No-Luminales.

Por otro lado, en las pacientes que recibieron palbociclib, la baja expresión de firmas génicas asociadas a células B (un tipo de célula inmune) en sus tumores se correlaciona con una mejor supervivencia global en comparación con las pacientes tratadas con quimioterapia (capecitabina), e independientemente del subtipo intrínseco de estas pacientes.

Por tanto, los resultados sugieren que la actividad inmune del tumor en el cáncer de mama RE+/HER2- podría ser un predictor negativo de supervivencia en el tratamiento con inhibidores de CDK4/6 en combinación con terapia endocrina. «La relevancia en la clínica es que, según estos resultados, mediante un análisis del perfil de expresión génica del tumor podríamos anticipar la identificación de aquellas pacientes que podrían beneficiarse de este tipo de terapia. Asimismo, estos resultados aumentan el conocimiento sobre la relevancia del sistema inmune en el desarrollo y tratamiento del cáncer de mama metastásico», ha subrayado Miguel Martín.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias