Proyecto piloto

Los beneficios de la telemedicina en pacientes con fibrosis quística

El proyecto, "Nuevos escenarios, nuevas actuaciones. Telemedicina y Fibrosis Quística", busca reducir la asistencia presencial a consultas médicas de personas con la enfermedad para minimizar al máximo el riesgo de contagio de la Covid e infecciones cruzadas

Los beneficios de la telemedicina en pacientes con fibrosis quística
Un total de 20 familias con fibrosis quística de siete comunidades participaron en 2021 en el proyecto.

Los datos de un proyecto piloto impulsado por la Federación Española de Fibrosis Quística (FEFQ) sugieren que el seguimiento domiciliario con telemedicina y telemonitorización de los pacientes con fibrosis quística es un sistema «útil, accesible y seguro, que favorece un control clínico adecuado, aportando seguridad a la persona a la vez que evita desplazamientos, prescindiendo de las visitas a múltiples consultas», informa EP.

Un total de 20 familias con fibrosis quística de siete comunidades participaron en 2021 en el proyecto, llamado «Nuevos escenarios, nuevas actuaciones. Telemedicina y Fibrosis Quística», y con el que se busca reducir la asistencia presencial a consultas médicas de personas con la enfermedad para minimizar al máximo el riesgo de contagio de la Covid e infecciones cruzadas, así como rebajar la sobrecarga de cuidados.

Con este proyecto, presentado a través de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), se consiguió que todas las personas participantes mejorasen su calidad de vida, tal y como explicaron en el cuestionario rellenado para conocer el impacto de la implantación del proyecto, señalando el sentimiento de seguridad y el haber aumentado los parámetros de salud de las personas con fibrosis quística.

Telemonitoreo

El 72 por ciento de quienes participaron en el proyecto fueron mujeres y el 28 por ciento, hombres; que residían en Galicia, Comunidad Valenciana, Madrid, Cataluña, Murcia, Baleares y País Vasco. Todas las personas participantes en el proyecto, que se espera ampliar en 2022, realizaron un telemonitoreo con espirómetro, estetoscopio y pulsioxímetro, recogiendo esta información por medio de una «tablet» aportada, tras una formación previa.

Quienes participaron señalaron como significativo el hecho de tener un mayor control sin tener que desplazarse, tal y como explica una de las personas: «hablé con la neumóloga hace poco y ella sabe que estoy en este proyecto. Me dijo que hiciera la espirometría para ver cómo iba. Eso me ayuda bastante a la hora de hablar con ella, porque lo compara con la que hice en el hospital y sin moverme de mi casa, sin tener que ir».

Lo último en OkSalud

Últimas noticias