Alimentación

Cómo reducir calorías en las comidas

reducir calorias
Portrait of beautiful young woman wearing big jeans over white background.

La manera de cocinar también determina que podemos comer con menos calorías. Es mejor cocinar los alimentos a la plancha o al vapor.

Si queremos bajar de peso, no es factible solamente comer un poco menos. Debemos reducir el consumo de sal, de azúcares, de grasas saturadas y también calorías en nuestras comidas. Pero, ¿cómo lo hacemos? Pues una manera es contar para no pasarnos y otra pensar en determinadas ideas que nos ayudan a hacerlo posible.

Por ejemplo, beber más agua, consumir alimentos frescos, cocinar con menos aceite y reducir las grasas malas de nuestra dieta.

Alimentos frescos

Es mejor consumir alimentos frescos que envasados. Los segundos suelen presentar más cantidad de sal y azúcares y especialmente aditivos. Los alimentos frescos presentan menos calorías y además son naturales, y por tanto, muy ricos.

Cocinar a la plancha o al vapor

La manera de cocinar también determina que podemos comer con menos calorías. Es mejor cocinar los alimentos a la plancha o al vapor, además de en el horno que fritos o rebozados. Cuando rebozamos los alimentos estamos añadiendo más calorías innecesarias a nuestros platos.

Cuidado con lo que picamos

Cuando nos entra el gusanillo solemos picar a deshoras toda clase de alimentos algo ricos en sal y grasas saturadas. Para evitar esto es importante comer cada tres horas y alimentos que tengan buena cantidad de fibra y nos ofrezcan una acción saciante. Si tenemos hambre, entonces conviene tomar una fruta, un yogur o frutos secos como tentempié.

Masticar despacio y bien la comida

Otra manera de reducir calorías cuando comemos es masticar de forma más lenta y despacio nuestra comida. Además de disfrutar de éstas, haremos mejor la digestión, nos sentiremos bien y controlaremos aquello que comemos.

Beber mucha agua

Si aumentamos la ingesta de agua durante las comidas, estaremos contribuyendo a mejorar nuestra salud pues metabolizamos las grasas, nos llenamos el estómago, se reduce la ansiedad para comer y nos hidratamos.

Más frutas y vegetales

Si añadimos más frutas y verduras a nuestra dieta también rebajamos las calorías y además nos alimentamos bien gracias al aporte de vitaminas y minerales que supone. Es fácil introducirlas en la dieta, a la hora de desayunar, para merendar o bien para cenar con un bol de yogurt y frutas.

Menos salsas y aliños

Otra manera de rebajar calorías en nuestra dieta diaria es reducir las salsas y aliños. Están muy buenas pero suponen más sal y azúcares. Si las hacemos en casa serán más naturales.

Lo último en Salud