Sexismo con cargo al contribuyente

Sexismo con cargo al contribuyente

San Sebastián de los Reyes tiene un equipo de Gobierno de lo más sexista. Resulta incomprensible que PSOE y Ganemos —la marca blanca de los podemitas en la localidad madrileña—  utilicen el dinero de todos los ciudadanos para poner en pie un taller basado en el sexismo puro y duro. El twerking es un baile que denigra a la mujer, ya que su único objetivo es la exhibición sexista de los cuerpos femeninos a base de movimientos pélvicos. Resulta paradójico y una contradicción inaceptable que esta coalición que se vanagloria de sus "políticas de igualdad y defensa de los derechos de la mujer" se preste a enaltecer una disciplina tan zafia.

Algunos pueden decir que el curso sólo cuesta 340 euros. No obstante, no es una cuestión cuantitativa, sino cualitativa. El dinero público no debe utilizarse para fomentar espectáculos que llevan implícitas conductas machistas y sexistas. Este curso contribuye a la cosificación de la mujer como un mero objeto físico y sexual. Es lógico, por tanto, el malestar de los vecinos, que observan la eterna dinámica de la política en los gobernantes de su ciudad: una cosa es la teoría de los discursos y, otra muy distinta, la aplicación práctica que se hace de la misma. Una constante en la actuación de Podemos y sus marcas blancas y que en ocasiones, como en este caso, también cuenta con la colaboración del PSOE.

Ahora que el Partido Socialista afianza su posición encuesta tras encuesta, debería cuidar este tipo de alianzas, ya sea a nivel local, autonómico o estatal. Cualquier unión con Podemos o sus distintas marcas asociadas acaban siendo una rémora. Por mucho que dependan de los morados para gobernar en ciertos lugares —San Sebastián de los Reyes es un ejemplo— no deben caer en este tipo de errores. Al fin y al cabo, los podemitas tienen como líder a una persona que le gustaría "azotar hasta que sangre" a la periodista Mariló Montero. Pablo Iglesias, autodenominado como "macho alfa", debe ser el antiejemplo para dinámicas que defiendan el respeto a las mujeres. De ahí que el PSOE deba alejarse de Podemos tanto como pueda. Si no, acabará arrasado por el twerking político de los morados.

Lo último en Opinión