Perros

¿Los perros pueden tomar cualquier tipo de leche?

Perros tomar leche
Perro

Existen diferentes opiniones acerca de si los perros pueden o no tomar leche. Hay quienes señalan que es muy recomendable, mientras que otros aseguran que es una mala idea. Pues bien, lo primero es diferenciar entre los cachorros y los canes adultos.

Cachorros

El periodo de lactancia en perros dura entre seis y ocho semanas. Lo ideal según los veterinarios es adoptar un cachorro es cuando cumpla las ocho semanas de vida porque ya ha superado el periodo de lactancia, puede separarse de su vida y está preparado para aprender.

Sin embargo, pueden darse circunstancias que obliguen a adoptar un cachorro a las pocas semanas de nacer, y es entonces cuando los dueños se plantean la pregunta de qué leche deben tomar.

La leche de cada especie tiene una composición concreta. En el caso de la leche de vaca, el porcentaje de grasa es del 3,8%, mientras que la leche de perra tiene un porcentaje graso del 9%, casi tres veces superior.

Por lo tanto, no se le puede dar leche de vaca a un cachorro. Hay que comprar leche para perros lactantes, que está formulada con la misma composición de la leche de perra. A partir de las cuatro semanas se puede empezar a introducir los primeros alimentos sólidos, complementándolos con tomas de leche.

Adultos

Cuando los perros son adultos, producen una cantidad ínfima de la enzima lactasa, o incluso ninguna. Esto quiere decir que, cuando llegan a la vida adulta, muchos canes desarrollan intolerancia a la lactosa. En este tipo de casos, la leche es contraproducente.

Ahora bien, si el animal no presenta ningún signo de intolerancia a la lactosa, se le puede dar leche como complemento alimenticio. También cabe la posibilidad de que tome leche sin lactosa.

Intolerancia y alergia a la lactosa en perros

La intolerancia a la lactosa se produce cuando el cuerpo de los canes no puede digerir la lactosa. Los principales síntomas son los siguientes: vómitos, diarrea, dolor abdominal y gases.

La alergia a la lactosa es una patología muy distinta, que no sólo afecta al aparato digestivo sino también al sistema inmune. La alergia se da por una hipersensibilidad del organismo a la lactosa, dando lugar a síntomas como: tos, enrojecimiento de la piel, inflamación del hocico, dificultad respiratoria y urticaria.

Por último, queremos recordar que, ante la más mínima duda sobre si tu perro puede tomar leche, independientemente de la edad que tenga, lo mejor es consultar con el veterinario.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias