Mascotas

La importancia de controlar la natalidad en perros y gatos

El control de la natalidad en perros y gatos es fundamental para garantizar el bienestar de todos los animales y poblaciones, incluyendo a la humana.

Control de natalidad en mascotas
Natalidad en perros y gatos

Más allá de la alegría que las macotas traen a nuestros hogares, la decisión de adoptarlas conlleva a algunas responsabilidades. Una de las más importantes, sin lugar a dudas, es proveerles un adecuado control reproductivo. La prevención de camadas no planificadas es clave, no solo para el bienestar de los animales, sino también para la salud pública. Analizamos la importancia de controlar la natalidad en perros y gatos, las mascotas más populares en todo el mundo.

¿Por qué es fundamental comprometerse con el control de natalidad en perros y gatos? 

No hay una sola, sino muchas razones para adoptar un control reproductivo eficaz en nuestras mascotas. A continuación, repasaremos dos motivos clave por los que todos deberíamos comprometernos con este tema:

El bienestar de nuestras mascotas (y de todos los animales)

En primer lugar, es importante considerar la eficacia de la esterilización y de la castración en la prevención de numerosas enfermedades. Principalmente el cáncer y las inflamaciones de útero y ovarios en las hembras, así como los tumores de próstata y afecciones en los testículos de los machos.Colonias de gatos

Los tutores de hembras también deberían tener en claro el desgaste que experimenta su organismo a cada gestación. Perras y gatas experimentan cambios hormonales y fisiológicos significativos durante el embarazo y la lactancia. Además, son frecuentes los problemas en el parto, especialmente en hembras muy jóvenes o de avanzada edad.

Por último (y no menos importante), es fundamental concienciarse sobre el cruel destino de las camadas no planificadas. Gran parte de las crías que nacen de embarazos indeseados terminan abandonadas en las calles. Y ello nos lleva a los siguientes dos consecuencias:

Superpoblación callejera y diseminación de enfermedades

Más allá del bienestar de nuestras mascotas, es necesario entender el rol del control reproductivo en la salud pública. La superpoblación callejera es un factor de riesgo para la diseminación de zoonosis. O sea, enfermedades que los animales pueden transmitir a los seres humanos, como la rabia por ejemplo.

También abre las puertas para el incremento de patologías severas que afectan a cada especie y ponen en riesgo la salud de nuestras macotas. Perros y gatos callejeros viven en condiciones precarias y no reciben los cuidados apropiados, pudiendo exponerse a numerosos agentes patógenos. Sin mencionar las peleas entre machos por territorio y hembras, y las enfermedades de transmisión sexual.

La subsistencia precaria de los animales callejeros también puede conllevar a hábitos dañinos para la salud pública. El cúmulo de deposiciones y residuos orgánicos de la alimentación pueden provocar la contaminación de suelos y aguas, así como atraer insectos que actúan como vectores para enfermedades. Y este es solo un ejemplo….

La castración

La castración es eficaz para prevenir comportamientos indeseados o peligrosos en nuestras mascotas, como los intentos de escape vinculados al deseo sexual. Por todo ello, lo recomendable es tratar este tema con nuestro veterinario de confianza, y encontrar el método de control reproductivo más indicado.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias