Gatos

Mi gato come en exceso, ¿qué puedo hacer?

La falta de apetito es un verdadero problema en nuestras mascotas. Pero también lo es cuando el gato come en exceso. ¿Qué pautas hay que seguir al respecto?

Gato obeso
Mi gato come demasiado

Cuando un gato come en exceso presenta un trastorno alimenticio. Situación que sucede más en centros de acogida, criaderos y en las colonias de gatos callejeros. De todas formas, sea bajo estas condiciones o en casa junto a su familia, es un problema que requiere atención. La obesidad, de la misma forma que ocurre con los humanos, no conduce a nada bueno.

Por lo general los mininos saben controlar su comida. Suelen comer poco, pero varias veces a lo largo del día. Entonces, ¿Qué sucede cuándo no dejan de ingerir alimentos, sin importar si tienen hambre o no? Este es un síntoma inequívoco de que algo no marcha bien con su salud.

Causas probables

Los motivos son diversos. Desde aburrimiento, depresión o traumas, hasta por la glotonería. Si no se corrige la situación, pueden engordar a niveles donde su propia vida estará comprometida. Un aspecto a tomar en cuenta es que cada animal es una particularidad. No es lo mismo un cachorro que una gata preñada o un adulto castrado.

Los felinos domésticos son muy sensibles. Los cambios drásticos en las rutinas, como una mudanza o la llegada de una nueva mascota, los alteran enormemente. Por otro lado, si el gato come en exceso puede ser una señal de que su menú está carente de nutrientes. Los malos hábitos de sus dueños son otra causa probable. No hay que darles de comer cada vez que alguien saca algo de la nevera o se sienta en la mesa para la cena. Gato obeso

Mi gato come en exceso: cómo ayudarlo

Lo primero que hay que descartar es un problema orgánico como diabetes o parasitosis. Para saber cómo ayudarlo, lo mejor es acudir con el veterinario de confianza, según el diagnóstico será el tratamiento. De igual forma, los dueños deben asegurarse que sus mascotas consuman solo las porciones requeridas Y que el alimento suministrado cumpla con todas sus demandas nutricionales.

Los comederos antivoracidad que obligan a los mininos a sacar con la pata la comida son excelentes opciones. Al no poder ingerir los alimentos a máxima velocidad, la ansiedad por comer rápido desaparece. Para quienes pasan mucho tiempo fuera de casa, un dispensador automático es el aliado perfecto para que el gato coma solo lo necesario y a una hora establecida.

Tu gato merece atención

Tu gato es parte de la familia y necesita sentirse querido. Por eso busca llamar la atención cuando se siente desatendido. Sin embargo, siempre que puedas evita compensarlo con golosinas. Un premio en forma de ‘postre’ eventualmente puede ser una buena elección. Sin embargo, la mayoría de las veces, una sesión de juegos o de mimos bastará.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias