Perros

Un estudio revela si los perros son capaces de controlar sus impulsos

Huesos para perros
Perro

Según un estudio realizado por expertos de la Universidad La Trobe y publicado recientemente en Animal Cognition, los perros regulan su comportamiento de una forma muy parecida a como lo hacen los niños pequeños. Los expertos han identificado seis marcadores de la función cognitiva de los canes, entre ellos la capacidad de utilizar la memoria, controlar los impulsos y seguir las instrucciones.

La investigadora principal y candidata a doctorado en la Universidad La Trobe, Maike Foraita, explica que, a pesar de expresarlo de una forma distinta, los perros regulan su comportamiento de una forma muy similar a los niños pequeños: «Un perro mascota aprende a controlar sus impulsos de forma muy parecida a como lo hace un niño; inhibe su impulso de morder los muebles o ladrar a los visitantes, puede recordar rutinas y hacer lo que dice su dueño».

Pero, ¿a qué se debe que los perros hayan desarrollado estas estructuras cognitivas similares a las humanas? Es una consecuencia del proceso de domesticación que comenzó hace 30.000 años. Los canes han tenido que adaptarse al comportamiento humano para sobrevivir.

Por su parte, la coautora del estudio, la Doctora Tiffani Howell, de la Universidad La Trobe, explica lo siguiente: «Hay otros animales que tienen niveles de cognición similares a los de los perros, pero no regulan su comportamiento de la manera que mejor se adapte a vivir con humanos».

Para llevar a cabo la investigación, se organizaron grupos de enfoque con personas que trabajan con canes. Además, los expertos encuestaron a 741 dueños de perros, y les pidieron que calificaran a sus mascotas en una serie de comportamientos.

El resultado de la Escala de Función Ejecutiva del Perro (DEFS) halló un total de seis componentes del funcionamiento cognitivo en perros: atención hacia los humanos, inhibición motora, flexibilidad conductual, inhibición de retraso, seguimiento de instrucciones y memoria de trabajo.

Uno de los datos más relevantes del estudio es que los perros de trabajo tienen la función cognitiva más desarrollada que el resto. Así lo explica Foraita: «Los perros guía, por ejemplo, tienen que ser excelentes para regular su comportamiento: su capacidad para seguir instrucciones e inhibir los impulsos de perseguir gatos o jugar con otros perros mientras trabajan muestra una función ejecutiva altamente desarrollada», según recoge ‘Europa Press’. 

Últimamente se están llevando a cabo numerosos estudios de investigación para conocer más al detalle el comportamiento de los perros. Este 2022 hemos hablado de cómo unos expertos de la Universidad de Tokio han demostrado que tienen un don para identificar las emociones humanas.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias