Perros

Dermatitis en perros: tipos, síntomas, tratamientos y causas

Piel en el perro
Dermatitis en perros
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La dermatitis en perros es una enfermedad bastante común. Los canes de todas las razas pueden sufrirla, al menos, una o dos veces a lo largo de su vida, aunque hay algunas que son más propensas que otras por factores genéticos. Las causas de la inflamación de la piel pueden ser muy variadas.

En concreto, la dermatitis en perros se puede manifestar de múltiples formas: como nódulos, úlceras, vesículas o erosiones en la piel. En las primeras etapas, es una enfermedad asintomática y, por lo tanto, muy difícil de diagnosticar. En la gran mayoría de los casos, los dueños creen que estas alteraciones en la piel se deben a picaduras de mosquitos.

Se han identificado al menos ocho tipos de dermatitis en perros: atópica, por contacto, por ingesta alimentaria, acral, seborreica y por humedad aguda. Las dos restantes son las originadas por picadura de pulgas y de dípteros. Esta última es generada por insectos como los mosquitos.

Dermatitis en perros: causas y síntomas

La dermatitis es como se denomina cualquier inflamación que cause picor en la piel del animal. Por ello, existen muchas causas y a su vez distintas variantes de esta afección. Un perro puede sufrir de esta enfermedad al entrar en contacto con hongos, ácaros, pulgas o algún tipo de sustancia que genere alergia. La inflamación en alguna zona de la piel también puede ser ocasionada por ingesta alimentaria.

En función del tipo de dermatitis del que se trate, los síntomas pueden variar. Sin embargo, hay una serie de signos comunes, que son los siguientes: picores, enrojecimiento, aparición de pústulas o granos en la piel, oscurecimiento de la zona afectada y sequedad. También es habitual que a los perros se les caiga el pelo.

Cabe señalar que la dermatitis en perros no es contagiosa. Ahora bien, cuando la inflamación de la piel está provocada por la picadura de pulgas o ácaros, sí se puede contagiar. En este caso, lo que se transfiere no es la dermatitis en sí misma, sino la causa.

Tratamiento

Una vez diagnosticada la enfermedad, la dermatitis en perros se trata con un champú específico, así como con pomadas y pastillas. En caso de que sea atópica o seborreica hereditaria, no existe cura, así que los productos están indicados para aliviar los síntomas.

En el mercado existen una gran selección de champús para tratar la dermatitis en perros, según cuál sea la causa.Estos productos están elaborados con ingredientes específicos para pieles sensibles, como el aloe vera.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias