Mascotas

La chinchilla como mascota

Entre las tendencias actuales para tener animales en casa, está el uso de la chinchilla como mascota. Aquí te contamos sus principales características y pautas a adoptar.

La chinchilla en casa
Curiosidades sobre la chinchilla

La chinchilla como mascota es una opción muy en tendencia en la actualidad. Se trata de pequeños roedores tan cariñosos como tranquilos, que permiten a muchas familias de disfrutar de un animal de compañía cuya manutención es bastante económica. Principalmente si se les compara con los populares perros y gatos. Son igualmente ideales para enseñar a los niños desde edades tempranas la responsabilidad que implica cuidar a otros seres vivos.

Las chinchillas son originarias de la zona sur de la Cordillera de Los Andes, se estima que tienen al menos 50 millones de años sobre La Tierra. Uno de sus rasgos más llamativos es su pelo abundante y sedoso. De hecho, es la especie terrestre con el pelaje más espeso.

Pero este aspecto también se ha convertido en su mayor problema. La población silvestre se ha reducido dramáticamente durante los dos últimos siglos, debido a su alto valor en el mundo de las pieles. En la actualidad se crían mayoritariamente para abastecer el mercado peletero y, en menor medida, para comercializarse como mascotas.

Características generales

A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los animales, las hembras son más grandes que los machos. En promedio pesan unos 800 gramos, mientras que sus compañeros rara vez supera los 600 g. Su espeso pelaje responde a las condiciones de su lugar de origen: a más de 4000 msnm, en áreas frías y desérticas. Y gracias a que este se cae con gran facilidad, pueden escaparse de las garras de sus atacantes.

Sus patas traseras cuentan con un diseño amorfo de solo tres dedos y sin presencia de grandes garras que le permiten correr y saltar a gran velocidad. Tienen una esperanza de vida 12 a 15 años. Aunque se saben de ejemplares que alcanzaron, y hasta superaron, los 25 años.La chinchilla

La chinchilla como mascota

Es un animal sumamente independiente, lo que no implica que disfrute de la soledad. Por ello, quienes decidan apostar por una chinchilla para que les sirva de compañía, deben adquirir preferiblemente más de un ejemplar. Aunque para evitar conflictos territoriales, un solo macho servirá para varias hembras.

Como mascota, la chinchilla necesitará de una jaula amplia con varios niveles. Pero sin importar las dimensiones de este hábitat, es recomendable al menos una vez al día dejarles explorar con cierta libertad, siempre bajo la supervisión de sus dueños. Su alimentación se basa casi exclusivamente en vegetales. El heno es su comida favorita y en menor medida la alfalfa. En el mercado hay piensos específicos, que cuentan con los nutrientes esenciales para su desarrollo.

Más allá de algunas dificultades con su sistema digestivo, son animales que no suelen sufrir de muchas enfermedades. Las visitas al veterinario casi siempre se limitan a desparasitaciones de rutina cada seis meses. Otra razón de peso para elegir a una chinchilla como mascota.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias