La Xunta también sanciona a Eliance por irregularidades en el servicio de aviones ambulancia

eliance
Uno de los helicópteros utilizados por el servicio sanitario de urgencias de la Xunta de Galicia.

La Xunta de Galicia y la Inspección de Trabajo han abierto sendos expedientes sancionadores a la compañía de helicópteros Eliance por irregularidades en el servicio de transporte aéreo sanitario urgente.

La Fundación Pública Urxencias Sanitarias de la Xunta adjudicó el pasado mes de enero este servicio a Eliance (entonces denominada Habock Aviación) por 9 millones de euros para los próximos cuatro años, porque presentó «la oferta económicamente más ventajosa».

La compañía debe contar con dos helicópteros medicalizados destinados en las bases de Santiago de Compostela y en Barbadás (Orense), además de uno de reserva, con idénticas características.

Sin embargo, tan sólo seis meses después de comenzar a prestar el servicio, la Xunta abrió un expediente sancionador a Eliance por no tener disponible el helicóptero de sustitución. La aeronave con base permanente en Santiago había sufrido una avería (su hélice golpeó contra un árbol, según informó Economía Digital) y estuvo inoperativa durante 50 horas de vuelo.

Sin embargo, la compañía no fue capaz de aportar un helicóptero de sustitución en el plazo máximo de 48 horas y en su lugar destinó a Santiago una ambulancia terrestre con soporte vital avanzado. La Fundación Pública Urxencias Sanitarias ha impuesto a Eliance una penalización por incumplir el contrato.

Poco antes, la Inspección de Trabajo había abierto a Eliance un expediente sancionador por no garantizar «el descanso mínimo de 10 horas y media entre jornadas» de trabajo de los técnicos de mantenimiento de las aeronaves de Galicia. En la visita realizada el pasado 31 de julio, los inspectores detectaron además numerosas deficiencias en el sistema de registro de jornada de trabajo.

La tramitación del concurso del transporte sanitario aéreo de Galicia se prolongó durante un año y fue suspendido en dos ocasiones por el Tribunal de Contratación, ya que la Xunta había olvidado solicitar a Eliance que acreditase que sus pilotos cuentan con las habilitaciones necesarias para el vuelo instrumental y multipiloto.

Como ha informado OKDIARIO, el Govern balear ha impuesto a Eliance una multa de tres millones de euros porque en el concurso prometió dos aviones ambulancia de última generación, pero en su lugar durante el primer año colocó dos aeronaves que no cumplían estas condiciones: un avión B200 con diez años de antigüedad y otro con 20.

Además, los pilotos de los helicópteros carecían de la  habilitación para vuelo multipiloto e instrumental (para que puedan volar de noche o en malas condiciones de visibilidad) exigida en las bases del concurso.

Eliance recurrió esta sanción administrativamente pero lo hizo fuera de plazo, por lo que ya sólo puede intentar anularla judicialmente. La Xunta ha sido más escrupulosa y ha colocado cámaras de vídeo en las dos bases de Santiago y Orense, para evitar que la compañía dé el cambiazo y sustituya los helicópteros por otros más antiguos, como ha hecho en otras regiones.

Lo último en Investigación

Últimas noticias