Sanz Roldán mintió en la Comisión de Secretos del Congreso cuando negó sus relaciones con Corinna

CNI
El director del CNI, Félix Sanz Roldán. (Foto: EFE)
  • Manuel Cerdán y Borja Jiménez

El director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, compareció por primera vez sobre el 'caso Corinna' ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso en marzo de 2013, cuando dijo no tener relación alguna con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, y prácticamente repitió su discurso en marzo de 2018.

Sin embargo, tras analizar los emails enviados por el CNI a Corinna, OKDIARIO puede demostrar que el jefe de la Inteligencia española no dijo la verdad, toda vez que no sólo conocía a la ex compañera sentimental del Rey, sino que incluso llegó a tener una relación estrecha con la princesa alemana. Tras el accidente de Botswana contactó varias veces con ella y le mandó a varios agentes del CNI para que le dieran una supuesta protección, primero, y para vigilarla, después.

Primera comparecencia 2013

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) negó en marzo de 2013, ante la comisión de secretos oficiales del Congreso, cualquier vinculación de los servicios de inteligencia con la princesa Corinna. El director del CNI alegó entonces que Corinna nunca había sido escoltada por agentes del centro. Según él, tampoco había cobrado ni había solicitado pago alguno al Centro.

En su primera comparecencia ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, Sanz Roldán dijo desconocer si la princesa Corinna Sayn-Wittgenstein había realizado algún tipo de trabajo "clasificado" para el Estado, aunque sí negó que hubiera trabajado para el CNI. Sanz Roldán negaba también que se hubieran destinado recursos públicos específicos a la seguridad de la princesa, en contra de los documentos que aporta OKDIARIO.

Segunda comparecencia 2018

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, volvió a comparecer el 25 de julio de 2018 en la Comisión de Gastos Reservados para explicar las actuaciones del servicio de inteligencia en relación a las grabaciones reveladas por OKDIARIO con Corinna Sayn-Wittgenstein.

Este periódico divulgó distintas grabaciones de la princesa Corinna efectuadas por el comisario José Manuel Villarejo en las que, delante del empresario Juan Villalonga, además de revelar que el Rey emérito tenía cuentas en Suiza y cobraba comisiones, criticaba la actuación de los servicios secretos españoles hacia ella. Sanz Roldán admitía además que se había reunido con Corinna Sayn-Wittgenstein en Londres en el hotel Connaught.

Al igual que cinco años antes, cuando se vio obligado a una comparecencia similar, Sanz Roldán negó prácticamente todo. El director del CNI insistió en que no había investigado ni el patrimonio ni las actividades económicas del Rey emérito.

Además, Sanz Roldán expuso a los portavoces de la comisión de Gastos Reservados que el CNI creía que las voces de y Corinna Sayn-Wittgenstein que se oyen en las grabaciones publicadas por OKDIARIO son auténticas.

Pero, al mismo tiempo que admitía la autenticidad de las cintas, el responsable de los espías españoles trataba de desacreditar el contenido de las conversaciones, donde Corinna contaba, entre otras cosas, que Juan Carlos I ocultaba dinero en paraísos fiscales y que habría cobrado comisiones ilegales.

El periodista Miguel González escribía en su blog de El País, el 26 de julio de 2018, que "Sanz ha explicado que fue el presidente del Gobierno quien le encargó que contactara con una persona que se había introducido en el círculo más próximo del entonces jefe del Estado y que mantenía relaciones que podían comprometer la seguridad nacional", a lo que añade que "el propio don Juan Carlos estuvo de acuerdo".

También afirmaba el periodista que "Sanz no duda de que es la voz de Corinna la que aparece en las grabaciones, pero cree que actuó bajo presión y rechaza la veracidad de muchas de sus afirmaciones, como que los vuelos de don Juan Carlos en un jet privado fueran pagados por su primo Álvaro de Orleans Borbón, que el padre del Rey se beneficiara de la amnistía fiscal de 2012 y cobrara comisiones del AVE a La Meca o que hiciera un préstamo a su ex amiga a través  de una estructura opaca montada por dos expertos en blanqueo de capitales: el abogado Dante Canonica y el gestor Arturo Fassana, implicados en la trama Gürtel".

Lo último en Investigación